Escucha esta nota aquí

El Viceminsitro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, asegura que unas 13.000 familias se han visto afectadas por las intensas lluvias y las crecidas extraordinarias de los ríos en diversas regiones del país durante las últimas semanas. Cochabamba es la ciudad más afectada y, desde mañana, comenzarán las labores de ayuda y asistencia.

En la capital del valle se reportó el fallecimiento de una persona al ser arrastrado su vehículo por la fuerza del agua en una torrentera. Además del luctuoso hecho, también se registró el desborde de numerosos torrentes que recorren la ciudad. Las calles y avenidas inundadas, sobre las que circula el intenso caudal de las aguas, impidieron la circulación por las calzadas.

Cerca de la capital en Tiquipaya, la crecida del río Taquiña también tiene en alerta a la población ante la posibilidad que la llegada de las crecidas provenientes de la cuenca alta pueda arrastrar mazamorraCalvimontes destacó que desde mañana se trabajará en la limpieza de la sedimentación en la cuenta del río Taquiña junto otras labores para reencauzarlo.

Junto a la emergencia suscitada en Cochabamba, otros tres departamentos se encuentran en alerta roja, lo que obliga a Defensa Civil a "preparar la coordinación con las gobernaciones".

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) emitió alerta roja para 12 ríos del departamento de Cochabamba. Nueve de ellos se encuentran con riesgo de desborde, lo que afectaría a unas 20 comunidades que se encuentran en la zona de influencia de la cuenca Alta del río Mamoré. 


 Evacuaciones en Santa Cruz

La secretaría de Seguridad Ciudadana del municipio cruceño ecavuó a 14 personas, entre ellos 6 niños, en el barrio 15 de Agosto y Pampa Grande, ante el desborde del canal San Aurelio. Las familias afectadas han sido reubicadas en la unidad escolar Nélida Castro mientras se supera la emergencia.

Durante la mañana, Seguridad Ciudadana atendió diversos llamados por la caída de ramas y la inundación de calles. El jefe del departamento de emergencias, Arturo Saavedra, destacó que gran parte de las intervenciones se realizaron en el Plan 3.000 donde las calles se convierten en pequeños ríos temporales los días de lluvia.

Mientras una gran parte de la población padecía las inclemencias de la lluvia, los políticos han visto en ella una oportunidad para sostener la campaña. Tanto el candidato de UCS, Jhonny Fernández, como el postulante de Demócratas, Roly Aguilera, mostraron en sus redes sociales videos criticando la falta de un plan fluvial en la ciudad.

Inundaciones en el norte integrado

Calles y casas de barrios del área urbana de Yapacaní se vieron anegadas por la intensa lluvia caída desde la madrugada de este domingo. Desde horas de la mañana, vecinos de distintos barrios pidieron ayuda por las redes sociales para que ser auxiliados. En otros casos la solicitud se dirigía a las autoridades para que realicen la limpieza de canales, principal argumento que explica el desborde de los mismos y la inundación de los domicilios.

La zona más afectada corresponde al barrio 6 de Agosto donde el Arroyo hondo desbordó y afectó a numerosos domicilios. La señora Nelva, una de las residentes en el barrio, contó que “el agua se entró a las 14:00 de la tarde. "Estoy de ida a guardar mis cosas y voy a regresar; vivo con mis cinco nietos y mi hija“  explicó.

La solidaridad de los propios vecinos ha permitido que las familias damnificadas sean acogidas en sus casas mientras persista la inundación.

Entre los barrios afectados, solo en el área urbana, se encuentran barrio Bolivia, Belén, Oriental, Jardín del Amboró, 24 de Junio, 6 de agosto, el Carmen, la Máxima y otros a los que el agua de lluvia y canales anegó. La fuerza del agua ocasionó también  la rotura de red matriz de agua potable en del Barrio 10 de Agosto.

A este panorama se suma la extraordinaria crecida del río Ichilo, que supera los 13,80 metros, y del río Yapacaní, que registra 4,44 metros. El descenso del río según su curso mantiene en alerta a las comunidades asentadas en sus orillas por los posibles desbordes.

Las lluvias en el departamento de Santa Cruz también se han dejado notar en el resto del departamento, sobre todo en la zona Chiquitana y los Valles. Al medio día se reportaban importantes crecidas en las quebradas lo que mantenía en alerta a los comunarios.

San Javier, Cuatro Cañadas, San José de Chiquitos y otros municipios han padecido la fuerza de la lluvia que, en la mayoría de los casos, cesó pasado el mediodía. En San Matías, la ruta se ha visto seriamente dañada por la intensidad de las precipitaciones. Desde la capital de la provincia Ángel Sandóval, señalan que "un recorrido de 90 km, que antes demoraba una hora, ahora, por el mal estado, lo hacemos en 5 horas".

Comentarios