Escucha esta nota aquí

Los profesionales del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes) de Cochabamba se declararon en estado de emergencia este lunes y advirtieron con replegarse si las autoridades no les dan las condiciones adecuadas para trabajar contra el coronavirus. El representante de este sector, Carlos Nava, instó a las autoridades municipales y departamentales a trabajar en un plan para evitar una catástrofe de salud, particularmente en Chapare. 

"Nos declaramos en estado de emergencia y exigimos acciones al director del Sedes. De no tomar las medidas técnicas en el marco de protocolos, normas y las políticas de salud para enfrentar el coronavirus, (habrá) un repliegue total de nuestros afiliados, porque estamos cansados de seguir sufriendo bajas por el coronavirus…", manifestó Nava, en conferencia de prensa en Cochabamba. 

El médico lamentó que sus colegas de la ciudad y de las provincias de Cochabamba contrajeran el coronavirus, en algunos casos, por falta de materiales y de equipos de bioseguridad para protegerse

También indicó que “la situación en el Trópico cochabambino es catastrófico y calamitoso”, porque existen centros de salud que tienen 40 camas, pero todas están copadas y las autoridades no hacen nada.

“En Ivirgarzama tenemos un hospital de segundo nivel y supuestamente entregaron otro hospital de tercer nivel en Villa Tunari, pero no existe; por lo tanto, exigimos a los alcaldes y a la Gobernación que empiecen a planificar esta etapa de contingencia...”, subrayó. 

Según datos del Ministerio de Salud, el departamento de Cochabamba reporta 1.723 casos de coronavirus y es una de las regiones más afectadas por la pandemia. El domingo reportó 186 casos nuevos.