Escucha esta nota aquí

La tensión en puertas de la Alcaldía de Cercado, Cochabamba, fue subiendo paulatinamente hasta explotar en violencia. Trabajadores de la Empresa Municipal de Recojo de Basura (EMSA) se enfrentaron con efectivos policiales que resguardaban el edificio municipal.

De un momento a otro, escobones prendidos con fuego volaban de un lado  mientras los policías respondían con gases lacrimógenos. Poco después, el primer repliegue de los manifestantes aliviaba la tensión.

Los trabajadores de EMSA desconocen al nuevo gerente de la empresa municipal, Elvis Gutiérrez, y piden el retorno del anterior ejecutivo Cristian Cuéllar, despedido del cargo el día lunes. Los cambios se producen en medio de una crisis por la suspensión del servicio de recojo de basura por los bloqueos en K'ara K'ara, que ya lleva 10 días.

Según pudo conocer EL DEBER, la destitución de Cuéllar responde a una acusación de ineficiencia sobre su desempeño. El alcalde José María Leyes no ha participado en las negociaciones por los conflictos de K'ara K'ara

El aludido exgerente rechaza las acusaciones y manifiesta que no fue convocado durante los días de los conflictos para participar en las reuniones. También expresó que no quiere volver al cargo puesto que  no cuenta con el apoyo de las autoridades del municipio.

A partir de las 10:00 se ha convocado a una reunión entre las partes involucradas para buscar una solución al conflicto. Los secretarios de Gobernabilidad y de Atención al Ciudadano de la Alcaldía junto a los representantes de los trabajadores y dirigentes de EMSA buscarán una solución a la crisis que agudiza la delicada situación sanitaria de Cochabamba.