Escucha esta nota aquí

Tras casi un año de la paralización de las obras, el gerente general de la Asociación Accidental Tunari (AAT), Domingo García, indicó que la puesta en marcha del Tren Metropolitano de Cochabamba retoma su curso con el traslado de los módulos de pasajeros a la base donde permanecerán mientras se concluyen los trabajos en el departamento.

Según García, la obra tiene un avance del 65% y se espera hasta mediados de septiembre la llegada del resto de los módulos del tren (son 12 en total y piden no confundir con vagones, ya que estos últimos son para el transporte de carga o ganado). Una vez arriben a Cochabamba, desde el puerto de Iquique (Chile), serán ensamblados.​

​​La construcción de las líneas del Tren Metropolitano de Cochabamba retomó sus obras después de que el Ministerio de Obras Públicas desembolsara Bs 72 millones, con los que se reactivó los pagos de las planillas ejecutadas por la empresa AAT, responsable de esta iniciativa que conectará a seis municipios cochabambinos.

"Estamos retomando la actividad del proyecto con el trabajo pendiente que era el traslado de los módulos. Esta operación es parte del cronograma de actividades", manifestó el ejecutivo.

García detalló que la estación central tiene un 50% de avance y la línea roja es la parte que muestra mayor actividad, ya que el tren puede desplazarse sobre el recorrido, solo falta la energía. Mientras, la línea verde tiene un avance del 60% y la amarilla, la más rezagada, del 20%.

Con una extensión de 42 kilómetros, el proyecto Tren Metropolitano en Cochabamba conectará a Sacaba, Cercado, Colcapirhua, Quillacollo, Vinto y Sipe Sipe que son trabajadas por alrededor  de 38 empresas subcontratadas por la AAT.