Escucha esta nota aquí

Las víctimas del accidente aéreo que dejó un muerto y cinco heridos en el municipio de Sacaba desistieron de la denuncia contra los dos pilotos del avión K8 de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), sin embargo, desde el Ministerio Público informaron que el proceso penal continuará.

En una audiencia cautelar el pasado 26 de marzo, el juez ordenó la detención domiciliaria, arraigo, prohibición de acercase al otro implicado y una fianza de Bs. 30.000 para el piloto Neil Z. A., mientras que, al copiloto, Juan A. V., le dio arraigo, la prohibición de acercarse al otro imputado y una fianza de Bs 5.000.

La libertad condicional para los dos funcionarios de la FAB fue dictada por el juez Lander Israel Claros, luego de que la Fiscalía presentó la imputación por el presunto delito de homicidio culposo.

“Hubo un desistimiento por parte de las familias damnificadas, sin embargo, continuamos en la etapa preparatoria, estamos analizando los elementos colectados y se vienen realizando diferentes actuaciones investigativas”, informó la fiscal departamental de Cochabamba, Nuria Gonzales.

Además, Gonzales dijo que aún no se sabe si los dos funcionarios de la FAB serán acusados o si se llegará a una salida alternativa en este caso, debido a que las víctimas levantaron la denuncia.

El 24 de marzo, el avión cayó en una vivienda de Sacaba y dejó un muerto y cinco heridos.

Comentarios