Escucha esta nota aquí

A LA OPINIÓN PÚBLICA

Estos últimos días, Carlos Valverde Bravo ha estado manifestando que mi persona habría concertado una reunión en mi domicilio, entre fuerzas políticas.

Por el respeto que me merece la ciudadanía, aclaro que ello es totalmente falso.

Ni en mi casa, ni en ningún otro lugar, he participado ni asistido a ninguna negociación o acuerdo entre fuerza política alguna.

Estos meses de pandemia estuve dedicado a cooperar en forma gratuita con todo lo que esta a mi alcance, prestando 16 respiradores a la Gobernación cuando más se requerían,
así como el préstamo de 15 ambulancias, a la Honorable Alcaldía Municipal que logró con otras instituciones un rastrillaje que tuvo un éxito rotundo.

Además de ello, conformamos junto a varias instituciones el cuidado de los HÉROES DEL COVID consistente en pruebas gratuitas de PCR IgG IgM a todos los médicos, enfermeras y personal de salud así como a todos los reporteros que están trabajando en primera línea de riesgo.

 He estado íntegramente dedicado a poner en marcha el Hospital Martín Dockweiler, el más grande y tecnológico de Bolivia. Que seguirá apoyando cualquier iniciativa para controlar y ayudar a mitigar la Pandemia.

En razón de ello, exijo que Carlos Valverde deje de utilizar mi nombre en desavenencias o posiciones políticas personales. Y exijo que, en honor a la verdad, rectifique sus afirmaciones falsas, con la disculpa pública en los mismos horarios y por el mismo tiempo que utilizo en dañar mi nombre.

De insistir en esas temerarias declaraciones
me reservo el derecho de iniciar las acciones legales correspondientes.

Martin Dockweiler

Ver carta >>