Escucha esta nota aquí

El subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, dijo que cerca del 70% de las entregas de vacunas serán en junio y que pasará un tiempo antes de que se normalice la entrega de las vacunas.

Los expertos de la OPS dejaron muy claro que las vacunas no serán una solución en lo inmediato.

Ante este panorama poco alentador, la OPS pidió ayer a los países de las Américas aplicar una “estrategia integral” para frenar el nuevo embate de Covid-19, que afecta en particular a Sudamérica, advirtiendo que las vacunas por sí solas no son suficientes.

“Necesitamos detener la transmisión”, urgió Carissa Etienne, directora de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Esto requerirá estrategias integrales, tanto para acelerar la vacunación como para controlar el virus, utilizando medidas de salud pública comprobadas”, enfatizó, advirtiendo contra un relajamiento en el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

El país, cercado

En Bolivia, según los reportes del medio británico Financial Times, solo hay un avance en el proceso de inmunización del 1,3%. Otros reportes en línea, como el de Our World in Data, muestran 2,72%.

Mientras que, de acuerdo al Ministerio de Salud, los Sedes aplicaron 469.696 dosis y aún tienen 478.158. El departamento de Cochabamba tiene mayor avance, aplicó el 69% de las dosis que recibió; le sigue Oruro con la aplicación del 68% de vacunas recibidas y en tercer lugar está Tarija, con el 65%.

Paralelamente, más allá de sus fronteras, algunas amenazas se ciernen sobre la población boliviana. En Argentina, con 45 millones de habitantes, los contagios van a una velocidad de más de 20.000 nuevos casos por día; en Brasil, con 212 millones de personas, en promedio hay 70.000 nuevos enfermos en cada jornada, y 3.000 muertes; Perú, con sus 32 millones de residentes, reporta 9.000 casos; Chile, con una población de 19 millones, anota 7.000. Paraguay, con 7 millones de habitantes, va a ritmo lento, con más de 200 casos al día. Bolivia ya se mueve entre los 1.000 casos/día.

En Sudamérica, únicamente a Chile y a Uruguay les va bien en avance de la vacunación. Según el ranking de Financial Times, Chile ocupa el segundo lugar mundial después de Israel, con una inmunización del 25,4% de su población totalmente vacunada. Uruguay ocupa el vigésimo sexto lugar, con 6,2%.

En la actualización de Our World in Data, Chile registra 38,57%, y Uruguay 26%.

El caso de Chile parece el más emblemático para mostrar que la vacuna no es suficiente, tal como aseguró la OPS, por la cantidad de nuevos contagios diarios.

Con la velocidad de la transmisión en los países vecinos, la escasez de las vacunas y la amenaza de la variante brasileña, el sistema de salud boliviano podría temblar.

Los departamentos

En Santa Cruz, el jefe de Epidemiología del Sedes de Santa Cruz, Carlos Hurtado, indicó que el Plan Nacional de Inmunización no se respetó debido a la demora del Gobierno central en entregar las vacunas.

“En esta fase ya debimos recibir cerca de un millón de dosis, para adultos mayores, enfermos de base y gente en la frontera, pero no recibimos ni un tercio de eso”, precisó.

Ya el ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, informó, con cuadro de datos en mano, que a Santa Cruz se entregaron 233.872 vacunas, de las cuales, según los datos del registro oficial de ese Ministerio, solo se aplicó un 48% de las dosis disponibles.

Sin embargo, Marcelo Ríos, titular del Sedes Santa Cruz, aclaró en reiteradas oportunidades que el Ministerio tiene la información de lo apuntado en el Registro Nacional de Vacunación, pero que las provincias afrontan problemas de internet para actualizar los datos en tiempo real.

Hurtado explicó que, con la demora en la entrega de vacunas, el Plan Regional de Inmunización se tendría que extender hasta diciembre, es decir, no concluiría en septiembre, como estaba previsto inicialmente.

Sin embargo, resaltó que, de mantenerse el ritmo actual de llegada de las dosis al país, el plan incluso se extendería por dos años.

“Si vamos a avanzar en la inmunización como hasta ahora, demoraremos dos años. Así de duro, así de lamentable”, sentenció el epidemiólogo.

Desde la ampliación de la vacunación a grupos de riesgo, según el reporte del Sedes cruceño, la capacidad actual de aplicación de dosis es de 5.000 al día, aunque una vez lleguen más, se podría ampliar a 10.000, aseguraron sus voceros.

Pando había dado señales de alerta hace poco, cuando el Sedes y el director del hospital de referencia hablaron de una clínica distinta y de la saturación hospitalaria. Sin embargo, en cuanto a la vacunación, parece irles mejor que a los demás departamentos, ya que no sufren la escasez.

Ayer Pando empezó con la inmunización masiva en los municipios fronterizos, abriendo la vacunación a personas de entre 18 y 59 años. La decisión fue tomada ante el escaso interés de los grupos priorizados (personal de salud y adultos mayores) por acceder a la dosis, lo que estaba generando un avance lento, indicaron las autoridades.

“Hemos llegado a 28% de la vacunación, poco en relación a la cantidad de vacunas que llegaron al departamento, 37.170 en total”, dijo la responsable del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) de ese Sedes, Roxana Lima, en el acto de lanzamiento de la campaña de vacunación masiva.

El director del Sedes de Pando, Danny Hugo Mendoza, aseveró que lamentablemente no se alcanzó ni el 40% de las vacunas aplicadas, cuando ya debió estar en 75%. Nos preocupa tener vacunas y no poder inmunizar”, dijo.

Chuquisaca continúa aplicando las más 20.400 dosis que recibió hace dos semanas y que fueron destinadas a los municipios limítrofes con Santa Cruz, que son Muyupampa, Macharetí, Huacaya, Monteagudo, Villa Serrano y Padilla, donde se está vacunando a los mayores de 60 años, como prioridad. Lleva un 60% de dosis aplicadas, según el Gobierno.

La responsable del Programa Ampliado de Inmunización del Sedes de Chuquisaca, Wilma Rodríguez, dijo que el plan tuvo que ajustarse para hacer una barrera de protección y evitar un posible ingreso de la nueva variante.

Eso implicó un retraso en la vacunación masiva en la capital, que debía empezar el 6 de abril para adultos mayores y personas con enfermedades de base.

La Paz es otro departamento que ajustó su plan de vacunación debido a los retrasos. El director del Sedes, Ramiro Narváez, indicó que el plan inicial era comenzar la vacunación masiva en abril, si se garantizaban las cuatro millones de dosis que se precisan para la población vacunable.

Al haber este problema de escasez, que es mundial, readecuamos el plan y el cronograma. En abril teníamos que vacunar a los mayores de 60 años, y desde mayo hasta agosto a las personas entre 18 y 59 años; en septiembre, a los rezagados, lo que tuvo que ser modificado para ajustarse a la cantidad de dosis”, detalló.

En cuanto a la situación, el jefe de la Unidad de Epidemiología e Investigación del Sedes de La Paz, Mayber Aparicio, informó que el departamento se encuentra en una escalada de contagios, lo que podría significar el ingreso a una tercera ola, o un incremento sostenido de la segunda ola, debido al clima que cambia.

“Podrá ser determinado en un par de semanas, de acuerdo al comportamiento epidemiológico”, señaló.

Según el reporte que presentó Aparicio, la semana pasada se registraron 992 casos, lo que equivale a una tasa de ataque del 1,4%, un incremento del 42% con respecto a la semana anterior, y una tasa efectiva de contagio del 1,3%.

El jefe de Epidemiología del Sedes Cochabamba, Yercin Mamani, dijo que el cronograma de vacunación no es rígido, y que se acomoda a la llegada de las dosis.

“En este momento se continúa con la vacunación de segundas dosis a adultos mayores y con enfermedades de base. Recibimos hasta la fecha un total de 148.554 dosis, que deberían alcanzar para aproximadamente 74.272 personas (dos dosis cada una). A 30.262 personas pusimos las dos dosis”, indicó.

Oruro también modificará su plan y hay reprogramación para la Seguridad Social. El director del Sedes, Henry Tapia, dijo que llegaron 42.282 dosis, de las cuales el 66% ya fueron aplicadas.

“El resto se está aplicando todavía. Priorizamos fronteras, al área rural fue casi el 80% de las vacunas Sinopharm y AstraZeneca. Nos quedan vacunas, pero solo para la segunda dosis, que empezaremos a aplicar el 26 o 27, con una campaña de tres días.”, informó.

David Choqueticlla, del PAI Potosí, explicó que la reprogramación está sujeta a la llegada de las vacunas, que priorizaron a la población de puntos fronterizos y que por ahora no saben cuántas les darán. Inicialmente, la idea era que, hasta septiembre estuvieran vacunados todos.

Ayer llegaron a Bolivia 25.000 dosis de Sputnik V. Auza dijo que se entregarían 6.000 (el 24%) a Santa Cruz, 5.000 a La Paz, y 3.920 a Cochabamba. No dio detalles de los demás departamentos.

Mientras tanto, el ojo sigue puesto en la región de las Américas, donde según la OPS, solo en la última semana, más de 1,3 millones de personas se infectaron con Covid-19 y casi 36.000 murieron. Expertos sugirieron cuarentenas rígidas localizadas.

Alertan de estafadores

Por otro lado, la Policía Boliviana recibió 17 denuncias por estafa por compra de supuestas vacunas contra el coronavirus en todo el país, las cuales estaban siendo ofertadas en redes sociales en 1.400 bolivianos, las dos dosis.

El comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera Montecinos, informó que se inició un patrullaje cibernético, a través de la unidad de Cibercrimen de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para identificar a los responsables de este delito.

“Tras recibir las denuncias, los agentes de la Felcc identificaron que en páginas de Facebook se ofertaban las dos dosis a 1.400 bolivianos, y estas publicaciones eran acompañada con fotos de envases de vacunas”, indicó.

El jefe policial dijo que las víctimas pagaron por Tigo Money y Moneygram para poder adquirir las dosis, pero estas nunca les llegaron.

Comentarios