Escucha esta nota aquí

Las autoridades locales y departamentales, que exigen al Gobierno devolver 47.000 vacunas que fueron llevadas a La Paz, como parte del lote de 147.000 que correspondían a Santa Cruz, también piden al poder central transparencia y celeridad en el proceso de adquisición de vacunas y no poner trabas a las gestiones que realizan.  

Luego de concluida la reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), que se llevó a cabo con el fin de analizar la situación epidemiológica del departamento y anunciar las medidas que se tomarán para las elecciones del 7 de marzo, la alcaldesa Angélica Sosa reclamó al Ministerio de Salud y Deportes por no autorizar la adquisición de 500.000 dosis de vacunas que el municipio cruceño viene gestionando desde diciembre.

“Los cálculos políticos son inaceptables, no sigan violando nuestra autonomía, no le sigan haciendo daño a un pueblo, dejen de mentir, no maltraten a nuestros médicos, inventándose una ley en la que vulneran la autonomía del municipio y de la Gobernación”, expresó Sosa.

La autoridad se refirió a la carta de respuesta enviada por el Ministerio de Salud y Deportes (que no fueron enviadas de forma oficial), después de haber pedido la autorización para la adquisición de vacunas el 31 de diciembre.

En la carta se indica que el Gobierno central ha recurrido al mecanismo del Covax para garantizar la vacunación del 100% de la población y que, según el DS 4432 del 29 de diciembre de 2020, se autoriza la contratación directa con laboratorios del extranjero, el Ministerio de Salud y Deportes y la Central de Abastecimiento y Suministros de Salud (CEASS)

“Denuncio públicamente este hecho. Tengo más de 30 acciones dirigidas a las distintas naciones para conseguir las vacunas, pero, como siempre, la traba, la burocracia”, añadió la alcaldesa.

Por su parte, el secretario de Salud y Políticas Sociales de la Gobernación, Joaquín Monasterio, mencionó que el Gobierno debería acelerar el proceso de adquisición de vacunas o, de lo contrario, permitir que otras instituciones, como los gobiernos departamentales o municipales, las puedan adquirir.

“Inclusive, las empresas privadas encargadas de la dinámica de la salud, como las farmacias, deberían adquirir estas vacunas, porque nosotros creemos que resulta menos costoso, no solo en lo que respecta a la economía sino también en la cuestión social para la población, que se ve a obligada a medidas restrictivas, como los confinamientos, mientras espera que lleguen las vacunas”, expresó Monasterio

El secretario añadió que, para evitar esa situación, es preferible autorizar la compra de las vacunas de forma masiva y empezar a aplicarlas en el resto de la población.

Monasterio agregó que la Gobernación, en coordinación con las autoridades municipales, han llevado adelante el plan departamental de vacunación contra el Covid-19. Dijo que llegaron 100.002 dosis de la vacuna Sinopharm de las 147.000 programadas e inmediatamente se inició la inmunización a los profesionales y trabajadores en salud en los tres niveles de atención del subsector público y de la seguridad social.

Al subsector privado se iniciará la próxima semana. En dos días ya se aplicaron más de 5.000 dosis, informó.

Comentarios