Escucha esta nota aquí

 El Laboratorio Richmond, de Argentina, se encamina a ser el productor de la vacuna rusa Sputnik y aguarda el aval del Instituto Gamaleya en base a los lotes enviados para su control de calidad, informaron fuentes del Gobierno argentino.

Según datos oficiales proporcionados desde la Casa Rosada, la farmacéutica argentina realizó la formulación (envasado) de la sustancia activa en los viales del componente 1 y componente 2 de la vacuna rusa contra la Covid -19.

"Esos lotes están en camino al Instituto Gamaleya para su control de calidad. Si dieran bien, se comenzaría a avanzar con todos los siguientes pasos, que son muy complejos y desafiantes para importar a Argentina el antígeno y acelerar la velocidad para que nuestro país cuente con dosis de Sputnik V", mencionaron.

El canciller Felipe Solá, a través de su cuenta en Twitter, confirmó que Argentina es el primer país de América Latina en producir la vacuna rusa.
Según la autoridad argentina, es una excelente noticia que renueva la esperanza como resultado de una política exterior práctica, madura y de la apuesta por los recursos científicos propios.

Desde la Casa Rosada indicaron que son prudentes con la producción de la vacuna porque es un proceso biológico que puede tener demoras y algunas dificultades hasta alcanzar los niveles óptimos.

"La posibilidad de poder completar el proceso de producción en Argentina a partir del antígeno, que es la sustancia activa que fabrica el Instituto Gamaleya, y producir lo que se llama formulación o envasado con las dosis es algo que aceleraría el proceso de contar con la vacuna terminada en tiempo y en forma en nuestro país", señalaron las fuentes gubernamentales.

Bolivia y otros países vecinos tendrán la posibilidad de acceder a la vacuna sin tener que enviar aviones hasta Rusia para recogerlos y que implica un costo económico y de tiempo.

Comentarios