Escucha esta nota aquí

La presidenta de la Asamblea Legislativa, Eva Copa, afirmó este martes, que el proyecto de ley para aprobar el crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI), no será debatido durante esta gestión. Pese a no ser aprobado constitucionalmente, el Estado ya estaría pagando los intereses.

“La Comisión de Planificación (de la Cámara de Diputados), por unanimidad ha rechazado este proyecto. No solo participó el MAS (Movimiento Al Socialismo) sino que también está UD (Unidad Demócrata) y el PDC (Partido Demócrata Cristiano). Se ha rechazado porque este proyecto de ley no cumplía con los requisitos y tampoco especificaba a qué se referían con el tema de la dolarización”, explicó Copa, del MAS.

Es por eso que anunció que el proyecto de ley no se va a tocar en esta gestión 2019-2020 y quedará para la siguiente gestión 2020-2021, atendiendo a lo que dice la Constitución.

En abril pasado, el Directorio Ejecutivo del FMI aprobó la solicitud de asistencia financiera de emergencia de Bolivia de aproximadamente $us 327 millones en virtud del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) para ayudar al país a enfrentar necesidades de balanza de pagos derivada de la Covid-19, respaldar los gastos médicos necesarios y medidas de ayuda para proteger el bienestar de la población.

A raíz de aquello, el Gobierno central envió a la Asamblea un proyecto de ley para la aprobación del crédito y ponerlo a disposición de las necesidades económicas.

“Lamentablemente, este Gobierno de transición ha usado como campaña política el tema del crédito del organismo internacional que se tiene para el bono Salud. Pero en ninguna parte de sus artículos menciona que es para el bono Salud”, señaló la presidenta de la Asamblea.

Intereses

A la vez, Copa denunció que el Gobierno de transición ha vulnerado totalmente las Carta Magna porque ese crédito ya llegó al país sin haber sido aprobado en la Asamblea y “se ha pagado el interés de $us 1,6 millones cuando nosotros los bolivianos no sabemos dónde están esos recursos”.

En varias oportunidades, la presidenta transitoria Jeanine Áñez ha venido exhortando a los asambleístas del MAS, a aprobar un paquete de créditos externos para el pago del Bono Salud que beneficiará “a más de tres millones y medio de ciudadanos bolivianos”, especialmente el del FMI.