Escucha esta nota aquí

Tal y como estaba previsto, el avión 767-300 de la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA) aterrizó en suelo cochabambino trayendo consigo un lote de 200.000 vacunas rusas Sputnik V para impulsar el programa de inmunización contra el Covid-19 en los nueve departamentos de Bolivia.

La aeronave arribó al aeropuerto Jorge Wilstermann en torno a las 10:30 de la mañana de este martes 20 de abril y se prevé que un avión Hércules traslade las dosis hasta La Paz para posteriormente ser distribuidas a los departamentos que esperan las vacunas

No obstante, se prevé que una cantidad se quede en Cochabamba; según información extraoficial reflejada por Bolivia Tv. Las dosis para la Llajta serían un 13% del total del lote de vacunas rusas.

Minutos después, otro avión aterrizó en el aeropuerto transportando al presidente Luis Arce Catacora para recibir el lote que se suma a otras 45.000 dosis de la vacuna rusa que ya se aplicaron en el país.

Según datos oficiales, las 200.000 dosis estarán destinadas a 200.000 personas, es decir, no se reservará ninguna dosis para una segunda aplicación, tomando en cuenta que antes de que finalice el mes arribarán otras 200.000 vacunas a territorio nacional.

Los planes de inmunización en cada departamento priorizan a personas con enfermedades de base y adultos mayores, de acuerdo a los reportes de las autoridades de salud, quienes esperan que hasta junio se regularicen los envíos para impulsar el plan masivo de inmunización a otras esferas de la ciudadanía. 

Datos sobre la vacuna

El Director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia, Alexánder Guíntsburg, aseguró que la composición de la dosis Sputnik V es efectiva más que la cifra anunciada del 97,6%, misma que se comprobó en la inmunización de 3,8 millones de rusos.

Hasta la fecha 60 países en el mundo adquirieron las dosis Sputnik V, de la cual se comprobó que su eficacia fue mayor de la que se esperaba en la prevención contra la Covid-19, según aseveraciones del director General del Fondo Ruso de Inversión Directa.

La dosis que llegaron a Bolivia deben mantenerse  a una temperatura de -18 grados centígrados (ºC) y están distribuidas en ampollas, a diferencia de anteriores envíos que llegaron en un formato que requería de laboratorios que puedan dosificar las dosis para ser aplicadas.

 

Comentarios