Escucha esta nota aquí

Autoridades del departamento de La Paz recurren a las Fuerzas Armadas (FFAA) y a la Policía Boliviana para analizar la posibilidad de acatar una cuarentena rígida por al menos siete días, según informó la secretaria de Salud del municipio paceño, Verónica Hurtado.

Existe preocupación por el alto número de nuevos contagios y decesos en las primeras dos semanas de esta gestión, sumado a la saturación de los servicios médicos tanto públicos como privados.

“Si esto sigue aumentando, tendremos que tomar decisiones más drásticas, como disminuir el aforo, reduciremos el tiempo de circulación. Creemos que se tiene que hacer una cuarentena rígida de al menos siete días, esto no es un capricho”, dijo la funcionaria.

Señaló que, en caso de no aplicarse la cuarentena rígida, serán necesarias nuevas y drásticas restricciones, como disminuir la cantidad de personas en las actividades económicas, acortar la circulación de la población, bajar la cantidad de pasajeros y de motorizados en el transporte público, entre otros.

Las declaraciones:


“La prioridad es la salud, mantener a nuestra población sana, porque si no cumplimos las restricciones, vamos a aumentar la letalidad, habrá una gran cantidad de muertos, eso se quiere evitar”, acotó Hurtado.

Entre la primera y segunda semana de esta nueva gestión, La Paz acumuló más de 2.500 nuevos contagios, mientras que los hospitales públicos están saturados y “ya no hay una respuesta efectiva ni rápida para la población, hay personal de salud que está falleciendo”, según la funcionaria.

Comentarios