Escucha esta nota aquí

El número de entierros y cremaciones en el Cementerio General de La Paz redujo de 90 diarios, en julio, a 25 en septiembre, de acuerdo a datos del director de Empresas, Entidades y Servicios Públicos, Martín Fabbri.

La sede de Gobierno registra en estos días un descenso considerable de casos positivos de Covid-19, por lo que también se reducen los procedimientos aplicados en ese campo santo y se flexibilizan aún más las medidas restrictivas.

En julio, el espacio registró 2.136 entierros y cremaciones de personas que fallecieron por coronavirus y otras enfermedades o accidentes. En agosto la cifra llegó a 1.097, es decir, a la mitad.

Según datos del Observatorio Covid-19 de la Alcaldía de La Paz, el número de casos activos es de 5.927 y las personas que vencieron el virus ya son 16.388. En la víspera el departamento registró 38 nuevos contagios y 8 decesos.

Tenemos la capacidad suficiente para prestar servicios por el mes de septiembre sin ningún problema. Como informamos a principios de mes, no tenemos problemas”, remarcó Fabbri. Anunció que, en octubre, tras informes epidemiológicos, se analizará la decisión de optar por otras medidas de flexibilización en el Cementerio General.

Respecto a la búsqueda de un terreno para construir un nuevo espacio para más entierros, dijo que ese trabajo continúa. “No es un tema descartado porque esto va ir respondiendo a las necesidades de la población y la planificación que tenemos desde el Cementerio General y el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz”, afirmó el director.