Escucha esta nota aquí

AFP-CNN-DW

Las cepas que se han detectado en Santa Cruz y en algunas partes de Bolivia son más transmisibles. Además de la original, así llamada por autoridades locales, se ha descubierto que nuevas variantes ya están entre nosotros. Hablamos de la cepa P.1 o Amazónica y la B.1.1. 7. Británica.

Sobre la cepa Amazónica, el doctor Carlos Paz comenta que en Brasil se ha observado un cambio en el perfil de los pacientes que estaban hospitalizados.

“Eran más jóvenes, con una media de 30 años, sin comorbilidades. Y empezamos a registrar una velocidad de transmisión muy alta, con Rt de 1,26. Estos cambios en el virus y otras mutaciones en la proteína espiga parecen conferir una importante ventaja adaptativa al virus, que ahora puede propagarse aún mejor. En pocas semanas la P.1 llegó a ser hegemónica en todos los estados del Brasil”, dice el médico cruceño, residente en el vecino país.

Sobre las características argumenta que esta cepa es un pariente cercano del linaje B.1.351 y tiene algunas de las mismas mutaciones en la proteína de S de coronavirus. “Es posible que pueda superar la inmunidad desarrollada después de la infección por otras variantes”, concluye.

Cepa británica

Por su parte, la variante de coronavirus descubierta inicialmente en Reino Unido es ahora una de las más dominantes en el mundo, pues resulta más contagiosa que otras. La variante británica, detectada por primera vez en septiembre en el Reino Unido y conocida técnicamente como B.1.1.7 “podría estar asociada” con un incremento del 61% del riesgo de muerte en adultos, según indicaba un estudio publicado a mediados de marzo en la revista científica Nature, reporta Deutsche Welle.

Sin embargo, recientes estudios dicen que su nivel de transmisión es más alto, porque un estudio afirma que esta variante no es más letal.

Esta variante representaba hasta el 30% de los casos de covid-19 en el sur de Londres, en noviembre pasado, y dando muestra de su contagiosidad, a comienzos de diciembre ya causaba el 60% de los casos de la enfermedad.

Un reciente estudio publicado en la reconocida revista científica The Lancet del 12 de abril, concluye que, a pesar de que la variante es más contagiosa, no causa una enfermedad diferente ni tampoco es más letal.

Un hallazgo que llamó la atención de los investigadores fue que la carga viral fue mayor en los enfermos de covid-19 causado por la variante británica.

Este hecho, según los investigadores, podría explicar la mayor contagiosidad de las personas infectadas por esa variante.

En resumen, este estudio, que según sus autores constituye un modelo para estudiar las características del covid-19 causado por las variantes y, por tanto, supera estudios preliminares que de una manera indirecta habían propuesto que el virus podía ser más letal, ha encontrado que la variante británica B.1.1.7 es más contagiosa, pero no causa una enfermedad grave ni más muertes que la versión original del nuevo coronavirus.

En comparación la cepa británica, según el estadounidense The Salt Lake Tribune, es un 70% más contagiosa que la cepa original.

El British Medical Journal hizo un seguimiento a 109.000 casos de covid-19.

También descubrieron que el riesgo de muerte se incrementa con la edad y la presencia de comorbilidades. Y que los hombres tienen más riesgo de morir que las mujeres.

El análisis de los autores busca evitar sesgo del tipo edad, sexo y problemas de salud preexistentes, y sus conclusiones encajan con otro estudio publicado recientemente en The BMJ (y, por tanto, ya revisado por pares), que concluía que B.1.1.7 provocaba hasta 4 muertes más por cada 1.000 casos.

Brasileña y sudafricana

Según AFP, así como la variante sudafricana, la P.1 tiene la mutación E484K, que podría generar más infecciones que las otras cepas, según estudios, porque demanda más anticuerpos para resistir al virus.

Además, tiene numerosas variaciones en la proteína Spike, a través de la cual el virus ingresa a las células para infectarlas.

Es como si tuviese una llave maestra que le permite abrir varias puertas al mismo tiempo”, observa Jesem Orellana, investigador en Amazonas del instituto Fiocruz. “Y desde un punto de vista epidemiológico, la variante puede desestabilizar regiones donde hay poco control de la circulación del virus y con poca infraestructura, causando el colapso de hospitales”.

No más letales

Hasta el momento ningún estudio ha concluido que la P.1 sea más letal. En investigaciones preliminares, se constató que la P.1 no aumentó la tasa de mortalidad en hospitales de Manaos, en comparación con la primera ola de la pandemia, en abril de 2020 la escalada de muertes por covid-19 en Brasil en las últimas semanas se debe al colapso de hospitales “porque esta variante es más contagiosa, pero también por el relajamiento generalizado” de la población frente a las medidas de prevención, “cansada de las medidas de cuarentena”, agrega el especialista.

Comentarios