Escucha esta nota aquí

El Colegio Médico de Bolivia aseguró que la variante de la cepa brasilera P-1 de SarsCov-2 está presente en los departamentos de Santa Cruz y Beni y le pidieron tomar acciones al Gobierno. El ministro del área, Jeyson Auza dijo que ellos ya adoptaron medidas desde el 22 de marzo.


“Conforme los estudios de comportamiento, la variable brasileña SarsCov-2 P-1 es la variedad de la cual ya se ha confirmado su existencia en el departamento de Santa Cruz y ahora nos informan que también en Trinidad se confirmaron 3 casos”, dijo el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, quien dio lectura a las tres resoluciones que emitió este ente profesional.


El ministro de Salud, Jeyson Auza, fue consultado sobre el informe del Colegio Médico y el resultado de los laboratorios que consultó el Gobierno para verificar la existencia de esta cepa brasileña en el país. La autoridad no confirmó ni negó que existiera, simplemente dijo que recibió el informe de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y que antes a ese reporte, el Gobierno desplegó las tareas de contingencia en las fronteras.


“Estamos a la espera de los resultados que hemos enviado a los laboratorios internacionales, sin embargo, debemos aclararle a la población que, desde el 22 de marzo, nosotros hemos tomado acciones como si la cepa brasileña ya estuviera en nuestro país, hemos desplegado a las zonas fronterizas de Brasil, provincia Vaca Díez, Cobija, Guayaramerín, Riberalta, toneladas de medicamentos”, dijo Auza.


Por su parte, los médicos aseguraron que las personas que tienen síntomas de la variante P-1 están internadas en hospitales de los dos departamentos.

“Tenemos 4 casos en Santa Cruz y tres en Trinidad, eso significa que se hace oficial la existencia de la cepa con la variante P1 en los dos departamentos, no se descarta que existan en otros departamentos, el estudio se tiene que hacer en un laboratorio especial”, dijo Anzoátegui.


Según sus explicaciones, en Santa Cruz los cuatro casos están en unidades de terapia intensiva, tres conectados al respirador y uno estable. En el caso de Trinidad, el informe es que están estables, pero  conectados a un respirador.


Los pacientes son personas entre 20 a 45 años y el doctor Anzoátegui explicó que el problema básico es que la nueva cepa no solamente ataca como la anterior variedad a los pulmones, también lo hace a otros órganos como el hígado, el riñón y se convierte en enfermedad multiorgánica y ahí radica su gravedad, porque el paciente corre un alto riesgo de fallecer en corto tiempo.


En el Conasa (Consejo Nacional de Salud) los médicos adoptaron una serie de medidas. Suspendieron el paro indefinido y dieron plazo al Gobierno de 15 días para entablar una negociación; convocaron al Consejo Nacional de Salud en Cochabamba para analizar los resultados de las negociaciones y exigen la devolución de los descuentos que aplicaron a los profesionales que acataron el paro.




Comentarios