Escucha esta nota aquí

La Confederación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (CTPB), repudió las agresiones físicas y verbales de grupos antivacunas de la ciudad de El Alto en contra del periodista Vladimir Rojas y el camarógrafo Hernán Jimenez, ambos del canal televisivo Unitel.

Mediante un comunicado, el ente sindical de la prensa calificó como “acción cobarde, que tiene como protagonistas a militantes y seguidores de la agrupación denominada ‘antivacunas’ de la ciudad de El Alto”.

Añadió que el hecho se produjo cuando “los colegas cumplían labor de cobertura periodística”. Imágenes muestran cómo el reportero y su camarógrafo fueron chicoteados, amenazados y les lanzaron objetos contundentes.

Esas agresiones, añade la CSTPB, se convierten en un “evidente atentado contra la vida, libertad de prensa, expresión e información, al derecho al trabajo consagrados en la Constitución Política del Estado”.

La organización sindical solicitó identificar a los agresores y proceder a las sanciones correspondientes en el marco del debido proceso, de acuerdo al reporte de ABI.

Comentarios