Escucha esta nota aquí

El convoy con oxígeno, que partió el lunes de Santa Cruz, llegó a Cochabamba en las últimas horas y se estima que hoy salga rumbo a La Paz, pero se teme que no logre su cometido, debido a la gran cantidad de rocas y tierra que existe en Sayari, en el tramo que une al valle con Oruro

Julio Linares, viceministro de Transporte, dijo en las últimas horas que serían necesarios uno a dos días para trasladar maquinaria pesada y retirar las piedras que fueron esparcidas sobre la capa asfáltica, mediante el uso de explosivos.

Va a ser imposible que puedan llegar a Oruro y La Paz, no habrá forma, porque no solo es negociar con los bloqueadores, tendrían que salir del área, dejar el espacio para que traslademos maquinaria pesada para acarrear todo el material deslizado con explosivos, un trabajo que tardará entre uno y dos días, es un tema muy complicado”, afirmó la autoridad en entrevista con red Uno.

El ministro de Defensa, Fernando López, informó que los camiones cisternas con 66 toneladas de oxígeno líquido ya están en Cochabamba y se prevé que hoy salgan rumbo a la sede de Gobierno. “Esperamos triunfe el respeto a la vida, por encima de la irracionalidad política”, escribió en Twitter.

Sin embargo, Linares detalló que en Sayari hay 200 metros de carretera cubiertos por unos 5.000 metros cúbicos de rocas de gran magnitud, zanjas y tierra, que en algún caso fueron llevados por maquinaria de alcaldías afines al MAS.

En estas condiciones no hay posibilidades para que puedan llegar. Necesitamos que se haga un despeje total para levantar las rocas y todo el traslado de esta maquinaria es muy complicado. Los bloqueadores no están en sus campamentos, han huido”, agregó el viceministro.

Los datos indican que al momento existen unos 80 puntos de bloqueo en las rutas del eje troncal, la mitad en el tramo que une a Cochabamba con Oruro, que dificultarían, en alguna medida, la llegada del convoy, que es requerido con urgencia ante la carencia del insumo médico en hospitales.