Escucha esta nota aquí

El 21 de marzo, Montero registró el primer caso. El 8 de abril se encapsulaba. El municipio cruceño, que llegó a encabezar la lista de las ciudades con mayor riesgo de Covid-19, ha sido también el primero en flexibilizar la cuarentena rígida, luego de demostrar que se pudo controlar la expansión del coronavirus gracias a un trabajo conjunto de las autoridades y la ciudadanía.

Así lo señala el alcalde Miguel Hurtado, que asegura que, actualmente, solo hay tres internados con coronavirus en el hospital municipal Alfonso Gumucio Reyes, mientras que en terapia intensiva se encuentran cuatro pacientes.

En cinco meses de cuarentena, Montero acumuló 3.722 pacientes positivos, 102 fallecieron y 800 se recuperaron.

La realidad de la población, que vuelve paulatinamente a la normalidad, ha sido destacada por Ministerio de Salud, que, mediante un comunicado felicita a las autoridades, al personal de salud, y toda la población en general del municipio cruceño, “por el eficiente trabajo desarrollado en el control de la pandemia de Covid-19, habiendo logrado la mitigación, con miras a lograr su control y se encuentra actualmente en fase de desescalada”.

Además, se resaltó la responsabilidad de la población por comprender el riesgo real del contagio de esa enfermedad, y que asumió con responsabilidad y disciplina las recomendaciones departamentales y municipales para mitigar su propagación.

La flexibilización de la cuarentena rígida incluye la autorización a los restaurantes, gimnasios y espacios comerciales para que atiendan al público en el horario establecido y cumpliendo con las medidas de bioseguridad.

Pilares

El director municipal de Salud de Montero, José Luis Nogales, señaló los 10 pilares en los que se ha apoyado para lograr el control de la expansión del Covid-19 en el municipio.

1. Capacitación. “Antes de que llegue el coronavirus a Montero nos encontrábamos en proceso de capacitación con el personal médico. El virus era algo nuevo, así que la información con la que contábamos era muy poca en comparación a lo que sabemos hoy, pero anticiparse fue una gran decisión”.

2. Aislamiento en el hospital. “Fue fundamental habilitar un área específica para Covid-19, porque en un principio, la mayoría se negaba a atender o internar a los pacientes en otras áreas. Al contar con un espacio específico para la atención de pacientes con coronavirus, se descongestionaron las otras salas".

 3. Imagenología. "Contar con salas de rayos X y tomografía fue una gran suerte, porque, inicialmente, el diagnóstico estaba basado en el hisopado, el cual tardaba mucho. Por eso contar con esos otros estudios complementarios nos permitió iniciar los tratamientos anticipadamente".  

4. Medicamentos. "A medida que íbamos conociendo la enfermedad, íbamos encargando las medicinas adecuadas para el tratamiento. En ese sentido, fueron importantes las gestiones de las autoridades para conseguir los remedios necesarios y en la cantidad requerida".

5. Ivermectina. "Su uso fue clave. Solo lo conocíamos como un antiparasitario, pero nos animamos a utilizarlo, no sin antes realizar un estudio para tener certeza de que no hiciera daño a los pacientes. Supimos, en esta parte, actuar de forma bastante responsable, porque logramos demostrar que es efectivo, a tal punto que el protocolo que usamos está siendo requerido por otros municipios".

6. Equipamiento. "Aunque las bajas en el personal de salud y administrativos pesaron, dimos un paso acertado en el equipo de protección personal. Lo tomamos muy en serio, a pesar de que los precios se dispararon. Nos hemos comprado tela y fabricamos nuestros propios barbijos".  

7. Personal. "Contratamos con personal exclusivo para la atención de Covid-19, aparte de los trabajadores que ya cumplían función en otras áreas.  Teníamos que reponer las bajas, entonces, fue una medida muy acertada, porque en todo el sistema de salud llegamos a un 29% de bajas".

8. Brigadas médicas. "Su trabajo ha sido espectacular, eso nos ha permitido que los pacientes no lleguen al sistema de salud, sino que el sistema de salud llegue a los hogares. Así hemos logrado identificar tempranamente los casos y disminuir el impacto de la enfermedad en la población en general".

9. Labor conjunta. "El personal de salud del municipio ha puesto todo de sí, pero los buenos resultados son fruto de un trabajo conjunto entre todas las autoridades y profesionales que nos apoyan, como los miembros del comité científico, médicos y biólogos, que han realizado una gran labor".  

10. Buen comportamiento de la población. "El comportamiento de la gente fue fundamental para que el trabajo del sector salud funcione. La disciplina y determinación está demostrando que las cosas pueden salir bien. La gente comprendió que, si no hubiera sido por el encapsulamiento y luego la cuarentena estricta, dinámica y flexible, no estaríamos hablando hoy de una contención de la enfermedad.  Seguimos dando un paso a la vez".