Escucha esta nota aquí

El departamento cruceño registró ayer otro récord, con 5.926 nuevos contagios de coronavirus, la cifra más alta en lo que va de la pandemia. Del total, 5.118 contagios fueron detectados en la capital cruceña y 149 personas están en las unidades de terapia intensiva.

La cifra de casos diarios está en constante ascenso desde inicios de semana. Este exponencial contagio de coronavirus en Santa Cruz y la proximidad de las celebraciones de Año Nuevo obligó a reunirse al Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED). Instancia que ratificó las restricciones asumidas un día antes por los municipios de Santa Cruz de la Sierra y Porongo. Las medidas contemplan ley seca hasta el 10 de enero y prohibición de fiestas o concentraciones masivas.

El principal pedido del departamento, luego de la declaratoria de Emergencia Nacional por Covid-19, es que el Gobierno dote de ítems de salud a la Gobernación y las Alcaldías para poder responder a la demanda de pacientes que en solo cuestión de días ha saturado el sistema de salud público y la seguridad social.

El gobernador cruceño, Fernando Camacho, pidió que la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) aumente el personal y también garantice la continuidad de los 340 profesionales que desempeñan funciones en servicios críticos de tercer nivel, donde están los pacientes con coronavirus.

En la reunión del COED también se recomendó a los municipios que la circulación vehicular esté permitida entre las 5:00 y 24:00 y que el aforo para todo tipo de reuniones o encuentros sea solo del 30 por ciento.

Además, se hizo énfasis en reforzar los controles nocturnos para el cumplimiento de las medidas de bioseguridad y de la ley seca.

“De continuar el incremento de contagios, y el comportamiento no adecuado de la población se podrá asumir otras medidas restrictivas”, advirtió Camacho.

El municipio de la capital cruceña arrancó ayer con los controles de forma conjunta con la Fiscalía y la Policía para hacer cumplir la ley seca, que rige desde ayer hasta el 10 de enero del 2022.

Advirtieron que habrá personal de turno en Año Nuevo y los infractores serán pasibles a arresto, aprehensión y proceso penal por atentado a la salud pública, un delito que tiene como sanción entre uno y diez años de cárcel.

Ayer la comuna de la urbe cruceña ya inició la primera acción penal, fue contra una feria de vendedores que atendió, pese a la prohibición.

A su vez, el secretario municipal de Salud, Roberto Vargas, pidió al Gobierno nacional la dotación de personal para habilitar más centros de diagnóstico Covid-19, uno de los servicios que más se saturó en la capital cruceña, por lo que la población se vio obligada a peregrinar y dormir en la fila para garantizar el acceso a una prueba de antígeno.

Las autoridades coinciden en que el departamento cruceño enfrenta el peor momento de contagios desde que empezó la pandemia y concentra más del 50 por ciento de casos del país en esta cuarta ola.

Esta tendencia obligó a que unos 20 municipios modifiquen sus medidas de contención en los últimos dos días.

Se han convocado a reuniones extraordinarias de los COEM para definir más restricciones, en varios municipios, entre estos están: Warnes, La Guardia, El Torno, Vallegrande, Guarayos, San Matías, San José, Lagunillas, Colpa Bélgica, Pailón, Montero, San Ramón, El Trigal y Samaipata. En estos están prohibidas las fiestas de fin de año y en su mayoría también se declaró ley seca.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Erwin Viruez, pidió a la población despedir el año en familia y no llevar luto a sus hogares asistiendo a actividades masivas que se intenten realizar pese a las restricciones.

“Lo que hoy estamos enfrentando, esta crisis de salud, va a comprometer a la población a vacunarse”, dijo de forma optimista Viruez, quien también recordó que desde este 1 de enero de 2022 rigen los decretos supremos N.º 4640 y 4641, sobre la obligatoriedad de presentar el carnet de vacunación en entidades bancarias, comercios privados e instituciones públicas.

Hospitales saturados

Los hospitales están saturados y sufren por las bajas médicas del personal, situación que dificulta la habilitación de más camas.

Este es el caso del Japonés, donde el director, Freddy Gutiérrez, explicó que solo está funcionando uno de los dos domos, porque el otro está en mantenimiento, pero ya solicitó más de 30 profesionales para habilitarlo y todavía no tuvo respuesta.

En estas condiciones, el hospital atiende a 18 pacientes críticos Covid-19 en un domo y otros cuatro están en emergencia a la espera de un espacio.

“Esta ola es la más alta, antes era gran cosa decir 300 pacientes contagiados y ahora cada día se suma más de 4.000. Imagine las necesidades que hay en los servicios de salud ante tantos pacientes”, dijo, el director de este hospital donde hay 50 trabajadores de salud contagiados de Covid-19.

La situación en el hospital Oncológico es igual de crítica. La presidenta de los padres de niños con cáncer, Ana Figueroa, advirtió ayer el cierre del único domo Covid por falta de personal.

“Catástrofe sobre catástrofe vivimos los padres de niños con cáncer. Es lamentable tanta incapacidad de nuestras autoridades en salud, que por la falta de recontratación del personal médico tenga que cerrarse un servicio tan necesario. Están atentando contra la vida de nuestros amados hijitos”, dijo Figueroa, quien remarcó que los pacientes con cáncer que se contagian con covid no son recibidos en otros hospitales, por su complejo cuadro.

El presidente del Colegio Médico, Wilfredo Anzoátegui, detalló que los hospitales de tercer nivel han disminuido su capacidad de atención porque cerca de 200 profesionales de atención covid no fueron recontratados por la Aisem.

Exigencia en los bancos

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) estableció que, a partir del 3 de enero de 2022, todas sus entidades afiliadas deberán exigir el carnet de vacunación a las personas que ingresen a realizar cualquier tipo de operación en las financieras.

En un comunicado, Asoban dijo que las personas, al ingresar a un banco, deben presentar el carnet de vacunación con el esquema completo (de la primera y segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19).

Los que no tienen ninguna dosis deberán presentar la prueba RT- PCR Negativa, emitida 48 horas antes del ingreso a los bancos.

El Banco Central de Bolivia (BCB) también anunció que a partir del lunes atenderá previa presentación del carnet anticovid o prueba PCR negativa.

En la Terminal Bimodal también confirmaron que se controlará en los ingresos a las oficinas y al momento de abordar los buses y que las personas porten este documento.

Comentarios