Escucha esta nota aquí

La carga global de la deuda de los gobiernos tocó un récord en 2020, pero el FMI recomendó este jueves a los responsables de políticas públicas que entreguen el apoyo necesario para impulsar sus economías y financiar la vacunación contra el Covid-19.

"Los responsables de políticas necesitan encontrar un equilibrio entre dar más apoyo en el corto plazo para asegurar una sólida recuperación y mantener una deuda en un nivel que sea manejable en el largo plazo", estimó el FMI en su último informe sobre seguimiento fiscal.

El año pasado, el apoyo fiscal en todo el mundo alcanzó los 14 billones de dólares, unos 2,2 billones más que en octubre de 2020, indicó el FMI.

Este gasto llevó la deuda pública en todo el mundo a un máximo histórico que alcanzó un 98% del PIB en comparación con un nivel de 84% en 2019, informó el FMI.

La entidad proyectó esta semana en su informe de "Perspectivas Económicas Mundiales" (WEO, por su sigla en inglés) una recuperación de la economía mundial con un crecimiento de 5,5%, tras una contracción de 3,5% el año pasado.

Pese al creciente nivel de la deuda, el FMI reitera a los países que los responsables de políticas deben seguir dando apoyo hasta que la pandemia esté bajo control, y que se enfoquen especialmente en los sectores más afectados y en las inversiones "verdes".

"En resumen, los gobiernos necesitan ganar la carrera para la vacunación, responder con flexibilidad a las cambiantes condiciones económicas y sentar las bases para una recuperación más justa y más durable", dijo el Fondo.

Sin embargo, el acceso al financiamiento puede endurecerse y el FMI prescribió que es "vital" desarrollar "esquemas plurianuales creíbles de ingresos y gastos".


Comentarios