Escucha esta nota aquí

Los pedidos de las autoridades de salud caen en saco roto. Cada fin de semana surgen fiestas clandestinas que convocan al público joven. De nada sirven las advertencias sobre la saturación del sistema de salud, los mensajes de responsabilidad o el riesgo de contagiar a la propia familia con el virus. 

La última de las convocatorias circula en las redes sociales, fundamentalmente por grupos de WhastApp, convocando a un encuentro para mañana sábado. La denominan Asintomatic Party y advierten que el uso de barbijo será obligatorio. Incluso, se identifica a Plan C como como organizador del evento. Lo que no se dice, es el lugar donde se realizará la fiesta, pero según una información  que ha conocido EL DEBER, ésta pudiera ser en Porongo o Warnes.

En comunicación con uno de los teléfonos de contacto, aseguran que la convocatoria no es real y se trata de un intento de perjudicar a la discoteca que aparece como auspiciadora y, debido a las restricciones, se encuentra cerrada al público. La misma fuente señala que antes de las últimas medidas de restricción plantearon organizar algún evento festivo, pero que desistieron de la idea debido a las normas dispuestas por la Alcaldía.

Desconocen si la convocatoria que circula corresponde a una fiesta paralela que quiere usar su marca, pero de ser así, se desvinculan de la misma. Incluso, explican que algunos de los DJ anunciados son de Brasil y sería imposible que lleguen para la fiesta de mañana.

Por su parte, el municipio de Porongo, a través de su responsable de comunicación, corrobora que no se ha autorizado ningún evento que considere la venta de alcohol o la aglomeración de personas. Además, recuerda que en dicho municipio se rigen por las mismas normas y restricciones que se imponen en Santa Cruz de la Sierra. 

No es el único caso, puesto que otros anuncios ofrecen un festival de bandas en Montero u otro tipo de eventos musicales que incitan a la aglomeración. A diario, son varias las denuncias de fiestas que se realizan en domicilios y locales, muchos a puertas cerradas, que incumplen las disposiciones del COED.


Comentarios