Escucha esta nota aquí

La Cámara de Diputados sancionó la mañana de este jueves la ley que contempla el pago del ‘bono contra el hambre’ de Bs 1.000 para madres, personas con discapacidad y adultos mayores que no reciban salarios del sector público o privado.

La norma fue aprobada ayer por el Senado y pasa ahora al Órgano Ejecutivo para su promulgación. Esa instancia exige la liberación de recursos de créditos de organismos internacionales para cumplir con el nuevo beneficio.

El nuevo bono surgirá con dineros del Banco Mundial por $us 254,3 millones y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de $us 450 millones, que también fueron autorizados ayer por una comisión del Legislativo.

Al respecto, la presidenta Jeanine Áñez afirmó: “Gracias a la exigencia del pueblo y del Gobierno, la Asamblea del MAS aprueba un nuevo bono. Pero aún no libera el dinero para pagarlo. Mantenemos nuestra exigencia: liberen el dinero para pagar el nuevo bono”.

La propuesta inicial del Gobierno era cancelar el beneficio de Bs 500 bajo el denominativo de ‘bono salud’, pero el candidato del instrumento político, Luis Arce, dijo que su partido iba a duplicar ese monto, lo que finalmente sucedió mediante la ley sancionada.