Escucha esta nota aquí

Fuerzas paramilitares indias y manifestantes que protestaban contra el confinamiento se enfrentaron este viernes en la ciudad india de Ahmedabad (oeste), a medida que la enfermedad se propaga cada vez más rápidamente en el país, indicaron las autoridades.

Setecientos paramilitares patrullaban en esta ciudad de 5,5 millones de habitantes así como en las de Surat y Vadodara, todas ellas situadas en el Estado de Gujarat, para asegurarse de que la población se quedaba en su casa y que los comercios seguían estando cerrados.

Este estado, de donde es originario el primer ministro Narendra Modi, es uno de los principales focos de la pandemia.

Cerca de un 10% de los casos de contaminación oficialmente registrados en India y un 20% de los muertos provocados por esta enfermedad fueron registrados en Ahmedabad. 

La consecuencia es que las medidas de seguridad que entraron en vigor el 25 de marzo en este país de 1.300 millones de habitantes fueron reforzadas en varias ciudades de Gujarat, mientras en muchas otras regiones se levantaron.

Les enfrentamientos estallaron el viernes por la noche en Ahmedabad, cuando centenares de personas decidieron salir a las calles.

La muchedumbre lanzó piedras a las fuerzas de seguridad, que respondieron con gases lacrimógenos y golpes de bastones, indicó la policía.

Al menos quince personas fueron detenidas, añadió la misma fuente.

"Teniendo en cuenta que numerosos vendedores de verduras y propietarios de tiendas dieron positivo en los últimos días, todas las tiendas, salvo las que venden leche y las farmacias, recibieron la orden de cerrar al menos una semana", dijo Mukesh Kumar, un responsable municipal de Ahmedabad.

El viernes el país tenía un total de 56.342 casos confirmados, con 1.886 fallecimientos.