Escucha esta nota aquí

La Real Academia Española (RAE) presentó la actualización 23.4 del Diccionario de la lengua española (DLE), con la que da a conocer las novedades que, un año más, se incorporan a su diccionario, consultado por millones de hispanohablantes en todo el mundo.

Esta nueva actualización cuenta con 2.557 novedades, tanto enmiendas como adiciones, que han sido incluidas en la edición digital del Diccionario de la lengua española, accesible a través de la plataforma en línea www.dle.rae.es.

La crisis sanitaria, que ha golpeado a escala global este año 2020, es también protagonista de la nueva actualización. Se incorporan al DLE las entradas referentes a los términos coronavirus, COVID, desconfinar, desescalada o distópico.

Tiempo de pandemia

COVID tenía tres problemas, como la asignación de género gramatical, una ortografía como si fuera una sigla y la intensidad silábica, y aunque la RAE manejaba el femenino porque se trata de una enfermedad, “al final los hispanohablantes decidirán por qué optan”, señaló el director de la Academia, Santiago Muñoz Machado.

Desde mayo o junio, con la experiencia de lo que había ocurrido se han estudiado las palabras relacionadas con la pandemia que se han incorporado a esta edición. Y aunque, por ejemplo, ‘confinamiento’ ya estaba en el diccionario, su acepción era referida a un castigo y ahora “ya no es una penalización”: “cuando ocurre una cosa así se observa en directo el cambio léxico y el semántico”.

Sobre la palabra ‘coronavirus’, el DLE define desde ahora el término como un “virus que produce diversas enfermedades respiratorias en los seres humanos, desde el catarro a la neumonía o la COVID” mientras que COVID aparece como “síndrome respiratorio agudo producido por un coronavirus”.

También se ha añadido ‘desconfinamiento’ para definir el “levantar las medidas de confinamiento impuestas a una población, o a parte de ella, en un territorio u otro lugar”. Y ‘desescalada’ se define como el descenso o disminución graduales en la extensión, intensidad o magnitud de una situación crítica, o de las medidas para combatirla.

Otras novedades

Las palabras ‘emoji’ y ‘emoticono’ también se incorporan ahora al diccionario, con una ortogafía netamente castellana, así como los términos ‘trol’ y ‘trolear’ para definir “en foros de Internet y redes sociales, usuario que publica mensajes provocativos, ofensivos o fuera de lugar con el fin de molestar, llamar la atención o boicotear la conversación.

La RAE reconoce nuevas palabras relacionadas con la medicina y la investigación como "antirretroviral", "melatonina" o "vigorexia", así como "criogenia". Destaca también la nueva definición de "hilo", que, aunque ‘no es una palabra nueva, el diccionario ha añadido una adición de acepción relativa a su uso en foros de internet o redes sociales para hablar de una cadena de mensajes publicados sobre un mismo asunto.

También añade las palabras "coltán" y "avatar", esta última hace referencia a la representación de la identidad virtual. Destaca la incorporación de “fascistoide", "parafascista", "izquierdizar" o "partidocracia".

Otras de estas acepciones corresponden con el mundo de la gastronomía y la internacionalización de platos como «carpacho» (alimento), «estevia» (endulzante), «faláfel» (alimento), «moka» (café), «musaka» (plato tradicional griego), «pan de pita» o «wok» (como sartén o plato preparado). 

Asimismo se han incluido actualizaciones, como adiciones de acepción a términos, como «perfil» (identidad en las redes sociales), «mascarilla» (cosmético facial y máscara que cubre parte del rostro) o «hilo» (cadena de mensajes en las redes sociales).

Otras entradas que se han adherido son «bóxer» (calzoncillo), «pinganillo» (altavoz),»videochat», «videollamada», «vigorexia», «distópico, a» o «despublicar» (retirar del entorno digital). 

En último lugar se ha añadido el mineral del «coltán», tan importante en la fabricación de muchos dispositivos tecnológicos actuales como teléfonos móviles, portátiles, tabletas u otros.

Crónica

En el acto, que pudo seguirse en directo a través del canal de YouTube de la RAE y su cuenta de Twitter @RAEinforma, se presentó la Crónica de la lengua española 2020, editada por Espasa.

Esta obra académica nace con el objetivo de difundir los trabajos desarrollados por la RAE a lo largo del último año y describir o explicar los problemas más relevantes que afectan a la unidad de la lengua en el universo hispanohablante, exponer sus criterios sobre cómo abordarlos y enfrentar los cambios que experimenta el idioma, tanto en lo relativo al léxico como a la gramática.

Esta crónica concerniente al año 2020 será la primera de una serie de publicaciones con las que anualmente la Real Academia Española hará balance de la actividad lingüística del año. La RAE propicia así que se conozca mejor la importante actividad que desarrolla la institución para preservar la lengua que comparten 600 millones de personas en el mundo.


Comentarios