Escucha esta nota aquí

Se estrenó en Netflix hace menos de una semana y se ubica en el primer lugar de las producciones más vistas en Bolivia, de acuerdo al ranking de la plataforma que actualiza cada segundo los 10 títulos de  películas y series más populares. Se trata de El hoyo, un filme español de ciencia ficción que critica fuertemente el sistema social.

La cinta del director Galder Gaztelu-Urrutia fue considerada por la crítica como una de las producciones más importantes del año pasado. Se estrenó el 6 de septiembre de 2019 en el Festival Internacional de Cine de Toronto y obtuvo premios en los People's Choice Award for Midnight Madness y en el Festival de Cine de Sitges. 

Está protagonizada por Iván Massagué, Antonia San Juan, Zorion Eguileor, Emilio Buale y Alexandra Masangkay.

Aquí, dejamos algunas razones para verla y recomendamos no dejar de prestar atención a cada uno de sus personajes.

La trama
La historia transcurre en una cárcel que tiene a todas las celdas unidas por un agujero central que las comunica y por donde, cada día y a la misma hora, pasa una plataforma que provee alimentos a los reos. El número de niveles es difícil de determinar, al grado que ni los reclusos lo saben con exactitud.

Allí se encuentra Goreng (Massagué), que ingresó por voluntad propia y que en su primer mes de reclusión debe compartir con el anciano Trimagasi (Equileor), encargado de darle escuetos detalles de la convivencia en aquel lugar. Ellos pasan un mes en el nivel 48 y luego avanzan juntos hasta el 171, donde la realidad es totalmente distinta.

Una de las pocas cosas que Trimagasi le explica a Goreng es que la plataforma de comida se detiene primero en los pisos superiores, donde  los comensales toman lo que quieren sin importarles los de abajo. Obviamente, a los últimos no les llega casi nada de alimentos y deben buscar cómo sobrevivir. Es sorprendente lo que serán capaces de hacer.

Otro personaje importante es Imoguiri (San Juan), una mujer que, acompañada de su perro, representa a la administración del lugar. Ella tratará de poner orden en el centro penitenciario, pero los de arriba no la escuchan y los de abajo no creen en la solidaridad. 

Las alucinaciones y otras perturbadoras imágenes comienzan a afectar la mente del protagonista. Este conocerá distintos personajes, que representan a todas las clases de personas que conviven en el planeta, y perderá a los que logrará hacer sus amigos en distintas circunstancias.

El final

Con distintas ópticas, la interpretación es libre y quienes vean la cinta tienen derecho a darle a cada personaje un valor y dotarle del significado metafórico que le sea más o menos perturbador.

El hoyo transmite un mensaje político y social, refleja una clara diferenciación de clases y muestra el poder que tiene cada una.

Por su crudeza no es aconsejable para menores de 18 años y se debe ver de corrido, sin pausas.

Comentarios