Escucha esta nota aquí

Han pasado casi dos semanas desde que los niños bolivianos están confinados en casa, como medida sanitaria ante la emergencia ocasionada por el coronavirus. Por ello, empiezan a aflorar las preguntas y ellos, igual que el resto de las personas, necesitan explicaciones. En opinión de dos sicólogas, especialistas en niños, las respuestas deben ser claras y concretas o también se puede recurrir a los juegos, especialmente en aquellos que no han pasado de los 10 años.

"Los niños y niñas perciben cuando algo no está bien o cuando sus familiares realizan rutinas que no son usuales en el convivir diario. Por ello, cuando deseemos hablar con un niño sobre un tema de tanta importancia, como el coronavirus, el primer paso es ubicarnos en la edad en la que se encuentra y su madurez. Ello nos permitirá dilucidar su capacidad para comprender", indica la sicóloga de niños Celia Roca Pinto.

Para la especialista Gloria Isabel Miranda Suárez, otro aspecto a tomar en cuenta es brindar información concreta sin detenerse en detalles que puedan confundirlos. "No se debe dar muchas argumentaciones y fundamentos, solo responder lo que preguntan. Por ejemplo, cuando preguntan qué es el coronavirus, se debe responder que es un virus que causa una enfermedad", concretó.

Además agregó que, dependiendo de la edad, se pueden utilizar los juegos didácticos disponibles en internet y repetir tantas veces sean necesarias hasta que notemos que ellos ya hayan asimilado la información. En el caso de los mayores se les puede dejar acceder a la información que puedan leer e irles explicando lo que sea necesario aclarar.

Cómo afrontar la cuarentena

Las formas de distracción que se elija para cada pequeño, es otro aspecto que dependerá de su edad. En este aspecto, los padres deben recordar que no son niñeros y, como padres, su deber es educar. Miranda recomienda volver a lo fundamental, 'como era antaño'. "Es la oportunidad de dejar de lado los videojuegos y que los niños empiecen a crear con sus juguetes convencionales, como los bloques, muñecas, camioncitos, telas, cajas y lo que tengan a mano", enumeró. 

Otra de las opciones es hacerlos parte del juego libre con una única motivación, divertirse como puedan. "Al cabo de un momento los verán muy sumergidos en el mundo del juego, que es liberador, catártico, oxigena las ideas y desarrolla más las conexiones sinápticas", explicó Miranda.

Por edades

Roca hizo una diferenciación y detalló algunos aspectos a tomar en cuenta en cada edad, que se detalla a continuación.

1. De tres a siete años
A través de lecturas y cuentos. Una sugerencia es el monstruo de colores Coronavirus, que se puede simbolizar con dibujos que reflejen y regulen sus emociones, como el temor, desagrado, enojo o tristeza.

2. De ocho a 10 años.
Con ellos, es importante trabajar el razonamiento lógico-perceptivo y la sensibilización, mostrándoles videos actuales y mirando páginas confiables y oficiales de las consecuencias y realidad mundial de la enfermedad.  

Para Roca, la cuarentena es también una oportunidad de instruir nuevas rutinas de autocuidado y aseo en casa. En ambos casos, el objetivo principal es reducir su sensación de ansiedad y calmarlos, esto será más efectivo si se transmite responsabilidad y mejor aporte.

"Se les debe pedir apoyo a lo situación que pasa en el mundo y explicar porqué nos quedamos en casa. Esta es una ocasión de enseñar sobre aseo personal y autoindependencia en todas sus actividades diarias", aconsejó Roca.

Además, recomendó que los padres controlen y regulen sus propias emociones frente a sus hijos. "Se debe demostrar templanza, afecto, disfrutar tiempo con ellos y realizar actividades lúdicas-recreativas. Así también, deben redefinir 'el estar todos en casa' y volver a encontrarse como familia", finalizó la especialista.

Comentarios