Escucha esta nota aquí

En el marco de la cooperación del Gobierno Alemán a Bolivia y a otros países del mundo en la lucha contra el Covid-19, el embajador de Alemania en nuestro país, Stefan Duppel, afirmó que espera que las naciones beneficiadas con la vacuna contra del virus realicen estudios de prevalencia para conocer las prioridades, pero también que se preparen con la infraestructura para garantizar la cadena de frío.

Aunque aún no sabe cómo será la distribución de la vacuna, Duppel, afirmó que es importante que todos los países se preparen con los estudios de prevalencia y los centros para mantener la vacuna, con toda la infraestructura necesaria para garantizar la calidad de la dosis hasta el destino final.

Con el estudio de prevalencia, cada país decidirá quienes recibirán primero la dosis. Puede ser de acuerdo a la edad, grupos riesgos o la región más afectada por la pandemia.

El embajador fue cauteloso al indicar que hasta el momento no existe la aprobación final de la vacuna contra el coronavirus; sin embargo, espera que se dé el visto bueno en el mes de diciembre.

“La primera vacuna en el mundo ha sido desarrollada en Alemania con el laboratorio BioNTech y ellos ya tienen cooperación de Pfizer (empresa farmacéutica estadounidense) para garantizar la distribución como en América Latina, por ejemplo, donde Pfizer es muy fuerte”, aseguró.

Ejemplificó que en Alemania ya tienen un comité ético para tener criterios claros sobre cómo realizar la distribución de la vacuna entre su población y a quiénes beneficiar primero. Por eso alentó a los países a empezar ya.

Duppel dijo que las empresas (BioNTech y Pfizer) hablan de 100 millones o más de producción de vacunas, que no serán suficientes para todo el mundo, pero que también hay otras vacunas en situación similar (de conseguir la aprobación). 

Duppel también informó que el Gobierno alemán apoyó con proyectos de desarrollo en Bolivia en tres sectores. El primero fue la dotación y producción de insumos médicos y de bioseguridad. El segundo fue la capacitación a bolivianos, mediante la telemedicina. Se formó a más de 4.000 médicos y enfermeras.

Finalmente, el tercero fue el de apoyar a grupos vulnerables con donaciones de alimentos y materiales de desinfección, además de enviar a grupos de expertos de intervención rápida en salud.

Comentarios