Escucha esta nota aquí

España ha llamado a considerar el coronavirus como una enfermedad endémica, una posición que la OMS y varios expertos consideran prematura, pero que ha abierto el debate entre unos gobiernos necesitados de normalidad y una comunidad médica que defiende mantener la guardia alta.

El Gobierno de izquierdas español ha sido el que ha hablado más abiertamente de dar pasos para empezar a considerar el coronavirus como una enfermedad con la cual convivir normalmente, como la gripe, siempre matizando que no era un paso inminente.

España “trabaja con la comunidad científica” para, cuando llegue el momento, “pasar de una gestión de la pandemia a la gestión de una enfermedad que esperemos que la ciencia pueda convertir en endémica”, reiteró el lunes el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en una conferencia de prensa con su par alemán, Olaf Scholz.

La variante del coronavirus ómicron ha multiplicado los casos como no lo había hecho ninguna, pero sin tantas muertes ni hospitalizaciones, lo que ha llevado a muchos gobiernos a suavizar las restricciones en plena sexta ola, dando unos pasos en la dirección a la que apunta España.

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció ayer el fin de las restricciones argumentando precisamente que el virus se está volviendo endémico.

“A medida que el covid se hace endémico, tendremos que sustituir los requisitos legales por consejos y orientaciones, instando a las personas con el virus a ser cuidadosas y consideradas con los demás”, dijo Johnson en el Parlamento.

España está en una buena posición para abrir el debate, al contar con una de las tasas de vacunación más altas del mundo, con el 90,5% de su población mayor de 12 años totalmente inmunizada. “Con una tasa de vacunación alta, se puede superar la pandemia mejor”, admitió el canciller alemán Scholz al lado de Sánchez.

Posición de la OMS

Sin embargo, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, replicó el martes que la pandemia “está lejos de haber terminado”, avisando de que “es probable que surjan nuevas variantes”.

La OMS avisó también contra la tentación de restarle importancia a una enfermedad endémica.

“Endémico en sí mismo no significa que sea bueno; endémico solo significa que está aquí para siempre”, dijo el director de emergencias de la OMS, Michael Ryan, en una sesión virtual del Foro Económico Mundial, citando la malaria como ejemplo.

Falsas ilusiones

Para Fernando García, del Centro Nacional de Epidemiología y portavoz de la Asociación Madrileña de Salud Pública, hablar siquiera de endemia a estas alturas “es crear falsas ilusiones”.

“Estamos avanzando hacia que, efectivamente, el virus sea más endémico, pero creo que no podemos decir que hayamos alcanzado ya esa situación”, sostuvo el responsable de la estrategia de vacunación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), Marco Cavaleri. No hay una frontera numérica de casos que separe una epidemia de una endemia.

“Epidemia es cuando hay una eclosión muy importante de casos, por encima de lo normal, que es lo que estamos viviendo desde principios de 2020. Y endemia son casos que pueden tener un comportamiento estacional, pero que no tensionan el sistema sanitario”, estimó el doctor García.

Comentarios