Escucha esta nota aquí

Por RFI

Varios países europeos recibieron con alegría y esperanza el levantamiento de las restricciones mientras que India siguen sumida en una trágica situación sanitaria, registrando más de 4000 muertes por día.

En España, la algarabía del sábado por la noche era similar a la que tradicionalmente se ve en las calles un 31 de diciembre. La gente gritó, aplaudió y bailó en medio de petardos, para festejar el levantamiento del toque de queda que reinó durante meses. 

En Barcelona, por ejemplo, la multitud olvidó las precauciones de rigor frente al covid-19 y festejó en la playa, donde se improvisó una fiesta multitudinaria.

Salvo en Navidad, donde las restricciones se suavizaron durante algunos días para permitir las reuniones familiares, los españoles no habían podido abandonar sus regiones desde el inicio del estado de alarma a finales de octubre.

Con casi 79.000 fallecidos y 3,5 millones de contagios, España fue uno de los países más golpeados por el virus en Europa, un continente que sigue avanzando en el desconfinamiento.

En Bélgica, después de casi siete meses, volvieron a abrir las terrazas de cafés y bares aunque la policía tuvo que intervenir en Bruselas de madrugada para dispersar a centenares de personas que lo celebraban en la calle.

Por su parte, en Alemania, más de siete millones de personas vacunadas empezaron a beneficiarse el domingo de la relajación de las restricciones y ahora ya pueden ir a la peluquería sin un test negativo o reunirse en privado, entre otras cosas.

4.000 muertos en India en 24 horas

Las muestras de alegría europea contrataron con las terribles imágenes en India, donde el coronavirus ha golpeado sin piedad a la población, lo que ha colapsado los hospitales y funerarias. El país, de 1.300 millones de habitantes, sigue registrando cifras dantescas, más de 4.000 muertos en un solo día.

Personas contagiadas de coronavirus continúan muriendo a las puertas de los hospitales colapsados, pese a la ayuda internacional. Y lo peor está por llegar, según los especialistas, que esperan un pico a finales de mayo.

El gigante asiático acumula ya 238.270 muertes y 21,9 millones de casos, cifras que suben de forma acelerada y esta semana elevaron los contagios en Asia, mientras en prácticamente en el resto del mundo las infecciones y las muertes parecen más controladas.

Contagios a la baja en América Latina

En América Latina, con más de 948.000 muertos desde que empezó la pandemia, el número de contagios parece declinar.

México disminuirá la próxima semana las medidas de distanciamiento en la capital, ante el continuado descenso de contagios.

Pero la situación sigue creando malestar social. En Guatemala, decenas de personas exigieron el sábado en la capital la renuncia del presidente Alejandro Giammattei por la falta de vacunas contra el covid-19.

En Honduras siete alcaldes opositores imploraron al presidente del vecino El Salvador, Nayib Bukele, que les proporcione vacunas porque su "población se está muriendo".

Con cerca de diez millones de habitantes, Honduras apenas ha recibido 248.600 dosis de vacunas, mientras que El Salvador, con 6,5 millones de habitantes, es el país de la región con mayor ritmo de vacunación.


Comentarios