Asambleístas fueron retenidos en Montero porque se movilizaban en un bus sin permiso de circulación. El MAS anuncia un proceso a autoridades por impedir el paso de los diputados

27 de abril de 2020, 14:51 PM
27 de abril de 2020, 14:51 PM

El expresidente Evo Morales y el senador Óscar Ortiz intercambiaron tuits esta jornada sobre la polémica por la retención de asambleístas en Montero (Santa Cruz), cuando intentaban trasladarse a La Paz en un bus sin permiso de circulación.

El líder cocalero, refugiado en Argentina, acusó al legislador demócrata de haber prometido un vuelo para posibilitar la llegada de los diputados a la sede de Gobierno, a cambio de que accedan a postergar las elecciones hasta la próxima gestión.

“Diputados del MAS de Santa Cruz denuncian que anoche fueron impedidos de viajar a La Paz en bus para asistir a sesión de Asamblea que definirá fecha de elecciones para 2020. Senador oficialista, Óscar Ortiz, les prometió un vuelo a cambio de postergar comicios para próximo año” (sic), acusó el exmandatario.

La respuesta no se dejó esperar. El senador calificó de “mentiroso” y “desestabilizador”, negando que existiera tal promesa y dejando en claro que cada asambleísta definirá su voto sobre el proyecto de ley para diferir los comicios generales. La propuesta del Tribunal Supremo Electoral (TSE) sugiere que los comicios se celebren entre el 27 de junio al 28 de septiembre.

@evoespueblo miente. Ni se les ha ofrecido vuelos ni se ha condicionado el voto de nadie. Es responsabilidad de cada parlamentario definir una posición sobre el proyecto de ley presentado por el @TSEBolivia para postergar las elecciones. Quien presiona para desestabilizar es Evo”, deploró.

El incidente se registró en la víspera, cuando el motorizado que transportaba a diputados del MAS y del oficialismo quedó retenido en Montero, porque no portaba un permiso para realizar el viaje hasta La Paz en medio de la cuarentena, que restringe el transporte público.

Al respecto, la bancada del MAS anticipó un proceso penal contra las autoridades que impidieron el paso del bus, considerando que vulneraron los derechos constitucionales del grupo de parlamentarios, que deben asistir mañana a una sesión de la Cámara Baja.