Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional advirtió este martes con intervenir los bloqueos que se registran en diferentes carreteras del país y denunció que se mueven millones de bolivianos para pagar a los manifestantes, quienes exigen que no se cambie la fecha de las elecciones

Arturo Murillo, ministro, afirmó que se están tomando las previsiones necesarias para que la población no sufra escasez de alimentos e insumos médicos. “Vamos a hacer lo que tengamos que hacer”, dijo la autoridad en conferencia de prensa.

La autoridad anticipó procesos judiciales contra quienes agredieron en la víspera a policías en cercanías al peaje de la autopista que une a La Paz con El Alto, entre ellos un menor que con una honda hizo que un uniformado pierda un ojo por la pedrada que recibió.

Recalcó que las protestas no son contra la administración de Jeanine Áñez sino contra el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que cambió la fecha de los comicios para el 18 de octubre, cuando estaban previstos para el 6 de septiembre. Incluso solicitó a los sectores movilizados acudir a cercanías de ese órgano del Estado para protestar, pero no perjudicar al país cortando vías.

“Sabemos que sus dirigentes buscan heridos y muertos y van a actuar de la misma forma que actuaron en noviembre, ellos mismos asesinando a sus compañeros”, afirmó Murillo, denunciando que se paga hasta Bs 300 por acudir a los bloqueos.

Finalmente, sostuvo que el Gobierno no tiene problema en acudir a las urnas cuando disponga el ente electoral y recordó que importantes figuras del MAS están muriendo por Covid-19, al igual que decenas de personas que acuden a las manifestaciones.

Actualmente, se registran bloqueos en el trópico de Cochabamba; en la carretera Cochabamba-Santa Cruz; en la avenida Petrolera, en la urbe cochabambina; en la carretera que conecta el Valle Alto de Cochabamba con Chuquisaca; en la población de Bombeo, sobre la vía Cochabamba-La Paz y en Senkata en la ciudad de El Alto, entre algunos puntos.