Escucha esta nota aquí

Hoy es el día. Después de postergarlo muchas veces, hoy enfrentas el ropero para limpiar y sacar todo lo que ya no sirve. “Una vida ordenada es una vida feliz” reza un slogan atribuido a Marie Kondo. Su método para seleccionar y organizar se ha convertido en el más famoso del mundo e inspira a numerosos Organizadores Profesionales. KonMari, así se llama el método, se ha convertido en una forma de ver la vida, en una filosofía.

La japonesa Marie Kondo popularizó su experiencia a través del Best Seller “La magia del orden”. Desde muy pequeña, el orden se convirtió en un apasionado hobby para ella. Su sistema había ayudado al orden de su casa y al de otras familias.

“¿Esto me hace feliz?” es la pregunta principal del método KonMari y a, a partir de ahí, se plantea el criterio de selección tanto para la ropa como para otras cosas materiales que se acumulan en el hogar o la oficina. Hay cosas que merece la pena guardarlas. Si son prendas de vestir que traen buenos recuerdos, pero que ya no corresponden a la talla, se recomienda colocarlas en una bolsa y agregar una fecha para volver a vestirlas. Se ha creado un propósito personal para recuperar la figura y volver a vestir esa blusa que tan gratos recuerdos despierta.

La coach Carla González ayuda a empresas y familias para “crear sistemas de orden que faciliten el día a día. Es difícil ponerle un nombre a este servicio” comenta la profesional. La parte más complicada del método KonMari consiste aceptar que hay prendas y objetos que deben desecharse. Una vez seleccionadas las cosas que merece la pena guardarlas, es hora de ordenar.

González aconseja realizar las actividades a primera hora de la mañana. La mente está más despejada y queda un día por delante. No hay excusas para abandonar la labor. Pequeños trucos permiten contar con la serenidad en la toma de decisiones: evitar distracciones como la televisión o el teléfono, acompañar con música agradable de fondo y, ante todo, no dejarse influenciar por otras personas. “El reciclaje puede ser una buena alternativa para deshacernos de los objetos” sugiere Carla.

10 tips para ordenar la casa con el método KonMari:

Desde sus redes sociales, Carla González aprovecha la cuarentena para guiar y apoyar a los seguidores que quieran “poner orden en la casa”. Tanto en Instagram como en Facebook realiza sesiones al vivo con los trucos para la limpieza de roperos y otros espacios del hogar.

Comparte con los lectores de EL DEBER 10 tips para aprovechar en cuarentena:

1. Relájate, tómatelo con calma, ve paso a paso sin apuro y soltando el resultado, al final te sorprenderás.

2. Define bien qué deseas obtener con la aplicación del método, qué categoría vas a trabajar y define un objetivo claro.  Ej: Voy a poner en orden mi closet, quiero poder encontrar mis prendas de vestir más fácilmente, mi objetivo es terminar de hacerlo en un día.

3. Si trabajas con tus prendas de vestir, no te pruebes la ropa, no acabarás nunca y al final terminarás agotada y sin ganas de continuar.

4. Si encuentras prendas que no te quedan bien por un tema de sobrepeso, pero que deseas volver a usar, guárdalas todas juntas en una bolsa y ponte como objetivo una fecha para volver a probártelas. Prueba con una y, si no te queda bien, déjalas ir todas con gratitud.

5. Cuando encuentres un libro a la mitad, déjalo ir con gratitud, su mensaje es… “todo lo que tenía para ofrecerte ya lo leíste”; si en algún momento vuelve a tus manos será el momento de leerlo completo.

6. Si te encuentras con algo que te regalaron y te apena dejarlo ir, recuerda el momento que lo recibiste, el entorno y las emociones que sentiste… abraza ese recuerdo y deja ir el objeto con gratitud.  La intención y el amor del regalo llegan a vos cuando la persona te lo entrega, no sientas que desprecias el amor de alguien cuando dejas ir un regalo.

7. Sin importar que categoría trabajes, es muy importante que saques todo lo que tengas en casa relacionado a esa categoría; si se te escapara algo, no olvides hacer la prueba de la felicidad antes de colocarla en el lugar que destinaste para ese objeto. 

8. Los objetos de valor sentimental se dejan para el final porque hasta ese momento tu instinto para sentir si algo te hace feliz o no ya está bastante agudo. Saca todos tus recuerdos y fotos, haz la prueba de la felicidad a cada uno y suelta con gratitud. Los objetos que queden guárdalos en una caja bonita, hay bastantes opciones en el mercado el día de hoy; coloca la caja en un lugar visible para que puedas acceder a ella en cualquier momento… recuerda que, si no lo ves, al final es como si no existiera.

9. En la cocina, aprovecha de limpiar bien tus estanterías. Deja ir la vajilla incompleta o desportillada, no guardes cosas por si alguna vez vayas a necesitarlas. Si hace años que están y no las has usado, lo más probable es que no lo hagas. 

10. Recuerda que lo que no se mueve es energía estancada que lo único que hace es detener la abundancia y la prosperidad que quiere llegar a tu casa y a tu vida.  Agradece, suelta y confía


Comentarios