Escucha esta nota aquí

Virgilio Prieto se autocorrige. Más temprano, el Jefe Nacional de Epidemiología había afirmado que la vacuna de la Universidad de Oxford llegaría a Bolivia en enero de 2021, sin embargo, en una entrevista con EL DEBER Streaming, confesó que cometió un lapsus que lo llevó a lanzar un dato aún no confirmado por los expertos ingleses. Esto, sucedió hoy por la tarde.

Ha habido una situación de lapsus cometido por mi persona en el sentido real de que la investigación, que debía terminarse en noviembre por Oxford, se va a terminar posiblemente en enero del próximo año. Y en el entendido de que nosotros (Bolivia) estamos en la prioridad de tener la vacuna para el 20% de nuestra población, los tiempos han de ser muy cortos (para la llegada de la vacuna de Oxford)”, explicó Prieto desde La Paz. “(Pero esa fecha) solo es una probabilidad”, manifestó.

El titular de Epidemiología en Bolivia acotó que la vacuna llegará, en una primera fase, a un 20% de la población del país, es decir, para grupos de alta vulnerabilidad, como mayores de 60 años, con enfermedad de base o algunas etnias. Y volvió a afirmar: No se tiene certeza, menos yo puedo tener una certeza... (de cuándo saldrá la vacuna)”. Y dejó en claro que cuando hay pruebas científicas pueden haber otros sucesos que impidan, en este caso, la salida pronta de una vacuna en contra del coronavirus. Reiteró que Bolivia se encuentra en un grupo de países, que tiene la prioridad de recibir la dosis. 

La vacuna denominada ChAdOx1 nCoV-19, que elabora la Universidad de Oxford, es la que estaría más avanzada entre otras que se encuentran en desarrollo, y se comprobó que las personas que recibieron el fármaco, llegaron a generar anticuerpos.

En la región

Perú y Chile se aseguraron la compra de millones de dosis de las futuras vacunas contra el coronavirus que se desarrollan en el mundo. 

El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Mario López Chávarri, informó que los últimos convenios alcanzados con diversos laboratorios y Gobiernos pueden permitir que el vecino país comience la distribución de la vacuna durante el primer trimestre de 2021.

El canciller destacó que entre los “acuerdos vinculantes” destacan los pactos para obtener 9,9 millones de dosis de vacunas del laboratorio Pfizer y 13 millones de dosis mediante el mecanismo Covax Facility.



Explicó que esas vacunas buscan beneficiar a 11 millones de personas con dos dosis de la vacuna para cada una, como parte de una primera meta que busca proteger al 70% de la población.

Chile también reservó 14,4 millones de dosis de la vacuna que está desarrollando el laboratorio AstraZeneca, en conjunto con la Universidad de Oxford -una de las más avanzadas actualmente en desarrollo- e impulsa un nuevo convenio con el laboratorio Sinovac de China para que también realice ensayos clínicos en el país transandino.

Los países que también esperan por las vacunas son: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Panamá, Uruguay, Venezuela, Paraguay y República Dominicana.