Escucha esta nota aquí

Del 31 de octubre al 24 de noviembre, los casos activos de covid-19 bajaron de 3.172 a 1.635 en el municipio paceño, que equivale a un 48 por ciento, según datos del Observatorio Covid-19 de la Alcaldía.

El director del Hospital Los Pinos y exresponsable del Centro de Aislamiento, Álvaro Cabezas, insta a seguir con las medidas de bioseguridad, para evitar que esos indicadores se eleven al final e inicio de gestión.

“Estamos en una recuperación sostenida y eso no quiere decir que no estemos propensos a adquirir un rebrote, un contagio y desencadenar la segunda ola de casos. La población no debe bajar las medidas de bioseguridad y cada persona debe hacer lo necesario para protegerse a sí mismo y a sus familias”, afirmó el médico.

De acuerdo al portal web municipal, el 31 de octubre se reportó 3.172 contagiados activos, 19.706 personas que vencieron el virus y 728 fallecidos; mientras que hasta el 24 de noviembre se registraron 1.635 casos activos, 21.472 recuperados y 753 decesos.

Cabezas dijo que el uso de barbijo es indispensable a pesar que la gente ya está aburrida de manejarlo, pero continúa siendo una de las medidas fundamentales para evitar la enfermedad; además, el lavado de manos y el distanciamiento físico “son cruciales”.

El fin de semana, el Gobierno Nacional aprobó el Decreto Supremo 4404 que contempla la reactivación de actividades culturales, deportivas, sociales, religiosas, recreativas y procesos electorales; la disposición regirá desde el 1 de diciembre hasta el 15 de enero de 2021. La norma también dispone el uso de barbijo obligatorio en Bolivia y se continuará manteniendo el trabajo en horario continuo.

“La población no debe bajar las medidas de bioseguridad y tiene que procurar evitar participar en ese tipo de actividades donde haya mucha gente”, afirmó el galeno. Recordó que, entre junio y agosto, el sistema de salud no pudo atender a toda la población que se contagió, solo en el Centro de Aislamiento acogieron a 1.047 personas en seis meses.

Comentarios