Escucha esta nota aquí

Convocaron a la unidad y pidieron comprensión. Tanto el gobernador, Rubén Costas, como la alcaldesa, Angélica Sosa, manifestaron ese sentimiento durante la extensa reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) del viernes.

El mensaje estaba dirigido a la población cruceña, para que se respeten las normas de bioseguridad y las restricciones dispuestas. 

Sin duda, la unidad puede ser la acción más necesaria en estos momentos críticos, pero no es, precisamente, lo que han demostrado las autoridades departamentales y municipales a la hora de coordinar acciones contra la pandemia en la región más golpeada por el virus.

En ambas intervenciones, durante la reunión, las autoridades intercambiaron reclamos y se lanzaron indirectas camufladas de preocupación por la situación que cada día se está saliendo de control.

Mientras el gobernador comprometía “todos los esfuerzos para la contratación de personal sanitario y la apertura de todas las unidades de terapia intensiva disponibles”, la alcaldesa interina exigía acciones a las autoridades departamentales “luego de 10 meses escuchando el reporte de contagiados y fallecidos”.

“Solo el conteo de cifras no abre las terapias que necesitamos, ni contratan a los médicos en los hospitales. Hoy no pido como alcaldesa de Santa Cruz de la Sierra, sino que exijo, como una ciudadana más de esta ciudad, que se abra de manera inmediata todas las unidades de terapia intensiva para atender a nuestra gente”, reclamaba, en una clara alusión al trabajo de la Gobernación, aunque, luego intentó aclarar que su exigencia estaba dirigida “al nivel de gobierno al que le corresponda”.

Por otra parte, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, insistió en la necesidad de reabrir, de forma inmediata, los Centros de Recuperación o Aislamiento dependientes del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra.

Ríos señaló que la falta de atención en los centros de salud del primer nivel (a cargo del municipio) está provocando el colapso de los nosocomios de tercer nivel (a cargo de la Gobernación).

Acerca de este reclamo, la directora municipal de Salud, Katerin Cuéllar, puso como ejemplo a los pacientes del Centro de Aislamiento San Isidro, que han sido dados de alta y agregó que la Alcaldía no solo ha habilitado ese centro de aislamiento, sino también lo ha hecho en la Ciudad de la Alegría.

El municipio no ha parado desde el inicio de esta pandemia, llevamos ocho meses manteniendo la prevención y el cuidado a los ciudadanos. Se han abierto unidades de cuidados intermedios, hemos dotado de personal sanitario, de medicamentos y estamos haciendo todos los esfuerzos necesarios”, aseveró Cuéllar intentado subrayar el trabajo de la Alcaldía.

La funcionaria agregó que las autoridades municipales han pedido el apoyo de la Gobernación para poder luchar contra la pandemia y exhortó a las autoridades departamentales a se abran nuevas unidades de terapia intensiva para que los pacientes graves de segundo nivel, que no pueden ser atendidos, sean recibidos en estos espacios.

“Las actuales unidades no están dando abasto, lo que nos tiene muy preocupados, por ello estamos gestionando todo el tiempo la posibilidad de poder seguir abriendo nuestras terapias intermedias para poder llenar un vacío gigante, que les corresponde a las terapias intensivas”, expresó Cuéllar, en directa alusión a los hospitales de tercer nivel a cargo de la Gobernación.

En campaña

Este escenario de reproches contrasta con lo que se vivió el año pasado, cuando, a pesar de las diferencias en los niveles y responsabilidades de trabajo, se notaba una coordinación más efectiva entre ambos gobiernos y no se manifestaba tanto recelo del trabajo de uno y otro sector.

Un aspecto marcaba la diferencia: ni Demócratas (actualmente en el gobierno departamental) ni Santa Cruz para Todos (en el gobierno municipal) estaban en campaña. Las siglas políticas que administran la Gobernación y la Alcaldía se encuentran actualmente, con sus respectivos candidatos, en carrera por el sillón municipal.  

Como reflejo de ese espíritu, el candidato a concejal por Demócratas, Manuel Saavedra, criticó a Angélica Sosa por hacer campaña política durante su alocución en el informe del COED.  “La señora Sosa se ocupa más de su candidatura que de hacer gestión”, indicaba, a la vez que agregaba que a la alcaldesa se le hace muy difícil separar la política de su trabajo en la comuna.

Durante su alocución en la reunión del viernes, Sosa había aprovechado para decir: “No voy a renunciar, hice las consultas de ley al Órgano Electoral a donde corresponde y tengo la respuesta del doctor Saúl Paniagua, que me indicó que en mi calidad de concejal electa no requería renunciar al cargo de alcaldesa y no lo voy a hacer”.

Mientras la alcaldesa viene sosteniendo que no es posible entrar a una cuarentena rígida porque la gente necesita trabajar, los casos positivos en Santa Cruz se mantienen en ascenso y en el Sedes siguen lanzando señales de alerta y pidiendo medidas mucho más coercitivas a la Alcaldía. Hace semanas desde esa instancia se pide una cuarentena rígida de 21 días

“Los gobiernos municipales son los llamados a hacer cumplir las medidas de restricción. Guste a quien le guste, nos debemos preparar para una cuarentena rígida, se debe tomar la decisión. Las vacunas están muy lejos", expresó Marcelo Ríos durante el reporte de casos de este sábado.

Sosa, por su parte, había manifestado su deseo de que en marzo "podamos vacunar a la población" y descarta que "encerrarse sea la única opción" que se pueda ofrecer a la gente. Para ello, reconoce, se depende de la responsabilidad de cada uno.

Sin embargo, el reclamo de las autoridades departamentales también va hacia el siguiente nivel de Gobierno.  “En la medida que aumentan los casos, proporcionalmente van aumentando los pacientes que van a terapia intensiva, por eso es la demanda que tenemos ante el Gobierno nacional y ante los ministerios de Salud y de Economía para que puedan entender la realidad. Hay una sensación de ahogo que tiene el sistema de salud y la desesperación de la población”, indicó Ríos.

A su vez, el secretario de Salud de la Gobernación, Joaquín Monasterio, exigió al Gobierno nacional los recursos para la contratación de especialistas, porque la falta de personal sanitario hace que los hospitales de segundo y tercer nivel, en el departamento, colapsen.

"Lo que no tenemos son especialistas en los servicios, especialmente en terapia intensiva y en las emergencias de los hospitales que están saturados. Tenemos crisis en el Hospital del Niños, en el Oncológico, que prácticamente están cerrando servicios por falta de personal", manifestó Monasterio.

Este sábado 16 de enero de 2021, Santa Cruz reportó 889 casos de Covid-19 con lo que el acumulado de contagios asciende a 62.868. Se reportaron 11 personas muertas y 426 recuperados. El total de fallecidos en 10 meses de pandemia en la región asciende a 4.597.

Son cifras que reflejan una triste realidad, que tiende a agravarse y a golpear más a la población, que ve cómo sus autoridades jalan la soga para su lado, en lugar de luchar juntas contra un enemigo en común.  

Comentarios