Escucha esta nota aquí

Los cementerios más importantes de Lima cerrarán este fin de semana para evitar posibles aglomeraciones y prevenir contagios de Covid-19 durante las celebraciones del día de Todos los Santos y de Todos los Muertos, el 1 y 2 de noviembre respectivamente.

Los cementerios limeños Nueva Esperanza, El Ángel y Presbítero Maestro cerrarán a los visitantes y solo permitirán el ingreso de cinco familiares en entierros, y dos en caso de cremaciones, informaron las autoridades locales.

En el caso de Nueva Esperanza, considerado uno de los cementerios más grandes de América Latina con 60 hectáreas y más de un millón de nichos, se desplegará un operativo de vigilancia con un total de 200 policías y militares para restringir los accesos.

Datos oficiales indican que el cementerio Presbítero Maestro recibió en la fecha en 2019 unas 65.000 personas y 1.500 vehículos, lo que en plena pandemia podría convertirse en un foco de contagio.

También se hizo un llamado a permanecer en casa y respetar la prohibición de reuniones sociales o familiares incluso en domicilios, ante las celebraciones de 'Halloween'. Las autoridades exhortaron a "no organizar ni acudir a este tipo de actividades".

La ministra de Salud, Pilar Mazetti, había dicho esta semana que "no deben correrse riesgos" pese al deseo de los niños de salir a la calle a buscar dulces, una tradición de la fecha.

Perú registra casi 898.000 casos confirmados y más de 34.000 muertos por covid-19, pero muestra una paulatina mejora en relación al peor momento de la pandemia.

En la última semana hubo un promedio diario de 2.626 nuevos casos y 55 decesos en el país, frente al pico de 8.340 infectados y 222 muertos de mediados de agosto, una reducción del 69% y 75%, respectivamente.