(VEA EL VIDEO) Son tres semanas continuas de elevación de casos positivos. Santa Cruz y Cochabamba son las regiones que más casos acumulan y la tasa de decesos se mantiene baja

30 de mayo de 2022, 8:12 AM
30 de mayo de 2022, 8:12 AM

El Ministerio de Salud informó este lunes que Bolivia presentó 1.301 casos de Covid-19 en la semana epidemiológica 21, un incremento del 21 por ciento con relación al anterior periodo, lo que lleva a anticipar el inicio de la quinta ola de contagios.

Los datos indican que son tres semanas consecutivas de alza, un 86 por ciento en la semana 19, un 50 por ciento en la semana 20 y ahora un 21 por ciento. Chuquisaca, con el 394 por ciento, es la región que exponencialmente más infectados registró en los últimos siete días. 

“Es la tercera semana consecutiva de incremento de casos, lo cual prepara el terreno para decir, que, si la próxima semana reportamos un incremento también, estaríamos iniciando ya una quinta ola epidemiológica”, afirmó el titular de ese despacho, Jeyson Auza.

Hubo tres decesos y la tasa de letalidad se mantiene en 0.6 por ciento, por lo que se insiste en reforzar la vacunación, debido a que nueve de cada 10 decesos corresponden a personas que no recibieron una dosis contra la enfermedad.

Los datos:


Santa Cruz reporta un incremento del 16 por ciento, Chuquisaca un 394 por ciento, Tarija un 31 por ciento, La Paz un 20 por ciento y Oruro un 22 por ciento; tres reducen, Beni menos 25 por ciento, Cochabamba menos 5 por ciento; Potosí menos 44 por ciento; y Pando se mantiene.

El ministro sostuvo que la elevación de contagios en Chuquisaca es “algo inusitado”, razón por la que solicitó a la población “extremar las medidas de bioseguridad”, recalcando que la drástica disminución de decesos se debe a la vacuna anticovid.

De los 3.097 casos registrados en las últimas tres semanas, Santa Cruz acumula 1.914, un 59 por ciento; Cochabamba 566, un 18 por ciento; Potosí, Tarija, Oruro, Pando y Beni se mantienen estacionarios; y Chuquisaca y La Paz muestran leves incrementos.

“Hemos demostrado que, de todos los fallecidos, el 91.3 por ciento corresponde a personas que no se vacunaron, vale decir que, de 10 fallecidos, nueve no recibieron la vacuna, por eso llamamos a la gente a acceder de manera responsable a la vacunación y mantener las medidas de bioseguridad”, concluyó.