Escucha esta nota aquí

Dinamarca se convierte este martes en el primer país de la Unión Europea en levantar totalmente las restricciones por la pandemia de covid-19. Solo se mantienen limitaciones a los viajeros que no estén vacunados y que vengan de países fuera del espacio Shengen.

El número de contagios en Dinamarca sigue siendo alto, alrededor de 40.000 o 50.000 casos por día para un país de 5,8 millones de habitantes. A pesar de ello, a partir de este 1 de febrero, los daneses vuelven a la vida normal, a la era pre Covid.

Adiós a las mascarillas, al pase sanitario y a las limitaciones de horarios en bares y restaurantes. Las discotecas también reabren este martes por la noche y ya no va a haber ningún tipo de aforo limitado en los lugares cerrados.

"Para mí no va a cambiar mucho el día a día porque sigo teletrabajando", explica a RFI María Esther, una venezolana que vive desde hace 17 años en Dinamarca. Sin embargo, reconoce que para su hija de 11 años va a ser una revolución porque en su colegio podrá jugar con todos los niños. "Hasta ayer solo podía estar con los niños de su clase, además podremos empezar a ir a conciertos y festivales", cuenta esta empleada de Banco.  

El Gobierno y los expertos consideran que la mayoría de la población ya está protegida contra el virus. Por un lado el 60% de los daneses ya ha recibido la tercera dosis de la vacuna, muy por encima de la media de la Unión Europea, el 45%. Y si a los vacunados le suman los casos de las personas que han pasado la enfermedad, el porcentaje de protegidos, según los epidemiólogos daneses, sube hasta el 80%.

"Como ómicron no provoca una enfermedad grave en la gente ya vacunada, creemos que es razonable levantar las restricciones", afirma a la AFP el epidemiólogo Lone Simonsen de la Universidadde Roskilde.

"Por supuesto, se espera que haya muchos contagiados y que la gente se aísle pero lo más importante es que no hay mucha gente hospitalizada y los hospitales han podido atender a los enfermos", dice María Esther desde Copenague.

Los daneses ya habían intentado volver a la normalidad entre septiembre y noviembre del 2021, pero se quedó en tentativa con la llegada de la variante ómicron, mucho más contagiosa. Ahora, se espera que esta vez sea la definitiva.

Comentarios