Escucha esta nota aquí

La dirigencia del magisterio nacional rompió el diálogo con el Gobierno al que acusaron de no implementar medidas de bioseguridad para los maestros y pretender que todo pase a manos de los municipios. El viceministro Bartolomé Puma dijo que la ley establece que los establecimientos y su funcionamiento están bajo responsabilidad de los municipios.


“Hemos hecho un planteamiento básico el Gobierno, que debe garantizar las condiciones y debe garantizar mayor presupuesto, pero hemos sido sorprendidos con este decreto 4449 que claramente establece que no va a haber ni un solo centavo para el reinicio de las labores educativas (…). Le pasa responsabilidades a los municipios que son en realidad mendigos que no tienen presupuesto para poder dar condiciones de bioseguridad, condiciones materiales para volver a las aulas”, dijo el profesor, Leandro Mamani al concluir la reunión.


Pero el Gobierno afirma que no es extraño que se haya emitido la resolución ministerial 001/2021 que señala las condiciones en las que se debe volver a clases desde el 1 de febrero. El viceministro Bartolomé Puma dejó el tema en manos de las alcaldías porque dijo que ese fue el acuerdo con la Federación de Asociaciones Municipales (FAM) para que sean sus asociados los que tomen las acciones.


“Está claro, es responsabilidad de los municipios el poder implementar todo lo que concierne a equipos de bioseguridad y protocolo”, dijo el viceministro a EL DEBER.


La autoridad volvió a convocar a la dirigencia del magisterio para sentarse en la mesa de negociaciones y llegar a un acuerdo sobre cómo se puede garantizar las condiciones en las que deben volver los maestros.


La impotencia


El profesor Mamani dijo que en este tiempo de inscripción escolar quedó patente la incapacidad del Gobierno porque en ninguno de los establecimientos se instalaron medidas de bioseguridad y gran parte de los padres de familia acudieron a la inscripción presencial porque carecen de servicios que les garantice el registro por internet.  


“Hemos constatado en este periodo de inscripciones, que han asistido nuestras compañeras, las asistentes de aulas, secretarios, directores; y en ningún colegio se ha implementado una cámara de desinfección, no se les ha dotado de barbijos, en este periodo de inscripción nuestros compañeros están arriesgando sus vidas, por esa razón rechazamos esa posición del Gobierno de no garantizar los recursos económicos y mucho menos las condiciones de bioseguridad para el retorno a las aulas”.


Por esa razón decidieron aunar esfuerzos con los padres de familia, ya que el Gobierno tampoco garantiza las clases a larga distancia, entonces se realizará una conferencia nacional para definir medidas de presión, luego se pedirá apoyo a las juntas escolares.


Pero para el Gobierno existen las condiciones necesarias, el viceministro Puma aseguró que las plataformas que está creando el Ministerio de Educación serán suficientes para que los estudiantes puedan asumir cualquiera de las tres modalidades definidas: presencial semipresencial y a distancia.



Comentarios