Escucha esta nota aquí

Una nueva movilización se desarrolló este lunes en Paraguay, sacudido desde el viernes por protestas en reclamo de la renuncia del presidente Mario Abdo, al que los manifestantes acusan de mal desempeño en la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19.

Aunque el mandatario trata de aplacar las protestas con el nombramiento de nuevos ministros y la promesa de "corregir" sus errores, los manifestantes volvieron a salir a las calles en coincidencia con la tradicional marcha por el Día de la Mujer.

La manifestación feminista reunió en Asunción a un millar de personas en la Plaza de la Democracia. Con la consigna "Vivas, diversas y con derechos", las mujeres también se sumaron a los reclamos opositores de renuncia del presidente "por su mala gestión en la pandemia".

Luego de su acto, algunas se unieron a los miles de manifestantes antigubernamentales que se concentraron en la plaza del Congreso en la noche del lunes con estribillos como "Fuera Marito", en referencia al apodo del presidente Abdo, y "Fuera ladrones".

El presidente "tiene que renunciar, la corrupción es demasiado grande", dijo Carola Recalde, una bióloga que acudió a la plaza con una bandera paraguaya.

"Nadie confía más en Marito por la corrupción. El cambio de ministros no es suficiente. Tiene que renunciar", agregó Lidia Benítez, un ama de casa que dijo haber sufrido durante 40 días la convalecencia de su madre. "Se salvó de milagro, porque resistió al covid", dijo, al señalar que el perjuicio económico para su familia fue millonario.

La bancada del partido Liberal -primera minoría- en la Cámara de Diputados anunció el lunes su decisión de impulsar el juicio político y la designación de tres legisladores para preparar el libelo acusatorio contra el presidente y su vicepresidente Hugo Velázquez.

"En este momento hay que hacer lo que el pueblo pide y desde hace días esto es lo que pide a gritos", dijo la diputada Celeste Amarilla, una de las designadas para preparar la acusación. "La idea es presentarla la próxima semana", refirió el diputado Celso Kennedy.

Sin embargo, eso no será posible sin el apoyo de los seguidores en el Parlamento del exmandatario Horacio Cartes, disidente de Abdo en el partido Colorado (oficialista).

Vacunas, la prioridad

La llegada de apenas 4.000 dosis de vacunas Sputnik V destinadas al personal de terapia intensiva de los hospitales hizo estallar el descontento que apuntó a la gestión oficial.
El presidente chileno, Sebastián Piñera, auxilió a Abdo al enviar de inmediato el pasado sábado 20.000 dosis de vacunas de la china Coronavac para el personal sanitario.

A su turno, el presidente del Senado paraguayo, Oscar Salomón, anunció este lunes que en pocos días más llegarán otras 36.000 dosis de vacunas contra el Covid-19.

Paraguay, con poco más de 7 millones de habitantes, espera, sin precisión de fechas, la importación de 4 millones de vacunas bajo el sistema Covax establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de un millón de dosis de Sputnik V.

Hasta el momento la pandemia dejó un saldo de más de 168.000 contagios y 3.318 muertos.

"Estamos buscando conseguir la mayor cantidad de vacunas en el menor tiempo posible", dijo este lunes en conferencia de prensa el nuevo ministro de Salud, Julio Borba.

El funcionario reemplazó a Julio Mazzoleni, cuya renuncia fue exigida por la oposición el pasado jueves.

El descontento popular se generó hace 10 días, con protestas frente a los hospitales de familiares de enfermos por Covid-19 a los que se unieron médicos y enfermeros, debido a la escasez de medicamentos en el sector público y los excesivos precios en el sector privado.


Comentarios