Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Salud confirmó en las últimas horas que más de 1.500 vacunas contra el Covid-19 se perdieron por distintos motivos. Sin embargo, se asegura que esa cantidad no es significativa en relación a las que sí se usaron.

Jeyson Auza, titular de ese despacho, detalló que en Tarija se vencieron 1.251 inyectables; 1.360 en Pando; 100 en Santa Cruz y 36 en Sucre, haciendo un total de 1.539 inmunizantes.

Nuestro factor de pérdida es mínimo debido a la ruptura de la cadena de frío, porque algún frasco se pudo romper o debido a una mala manipulación”, detalló la autoridad.

Remarcó que “no nos vamos a permitir por ningún motivo contando con estas vacunas que han sido de donación, aceptar de que simplemente sean eliminadas, las vamos a utilizar y a precautelar la salud de nuestro pueblo”.

Auza aseguró que estudios científicos y técnicos avalan la inmunización de la población boliviana en su tercera dosis y que servirá además para hacer frente de mejor manera a una eventual cuarta ola de contagios.

Según protocolos internacionales, se prevé una pérdida del 10 por ciento de las vacunas por diferentes razones, en el caso de Bolivia la pérdida es ínfima, llegando a un 0.02 por ciento.

Comentarios