Escucha esta nota aquí


El ministro de Salud y Deportes, Edgar Pozo, aclaró  que el Decreto Supremo 4404 que regula la nueva normalidad en contexto de pandemia, es un mecanismo de coordinación y diálogo entre las autoridades nacionales y subnacionales. "No es nada impositivo ni vertical, sino una manera de trabajar coordinadamente con las instituciones que forman parte del quehacer nacional", apuntó Pozo.

En ese marco, el Ministro de Salud ratificó su política de puertas abiertas al diálogo con todas las instituciones llamadas a prevenir y enfrentar una posible segunda ola de contagios de Covid-19.

"Estos son en general los mecanismos que ha utilizado el Gobierno nacional para que la población sepa que hay que tratar de volver progresiva y lentamente a la actividad habitual de manera ordenada. He dicho progresiva, no es que para mañana empiecen a hacer fiestas", sostuvo.

Mediante ese decreto, el Ministerio de Salud busca establecer protocolos y medidas de bioseguridad con énfasis en la prevención y el autocuidado bajo las premisas de uso del barbijo, lavado de manos y distanciamiento físico.

El DS 4404 fue elaborado por el gabinete ministerial para la recuperación progresiva de las actividades económicas, sociales, culturales y deportivas, en coordinación con las gobernaciones y municipios.

Al momento de su promulgación las diferentes gobernaciones del país manifestaron su temor de acatar el decreto, pues liberar todas las actividades, en especial aquellas que propician aglomeraciones de personas, sería una amenaza latente para propiciar un rebrote del coronavirus.

En el municipio cruceño, por ejemplo, la alcaldesa Angélica Sosa subrayó que el municipio capitalino se moviliza bajo el paraguas de la autonomía municipal y eso le permite emitir sus propios decretos para el beneficio de la ciudad de los anillos.  Con eso, clarificó que las medidas que liberan prácticamente todas las actividades, según el decreto nacional 4404, no regirán para la comuna cruceña, pues interpreta que este decreto le da a cada municipio la potestad de tomar sus propias decisiones.

Por su parte, el alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, indicó que ninguna actividad adicional se flexibilizará en La Paz, mientras el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) no se reúna con el ministro de Salud, Edgar Pozo, para aclarar dudas sobre la implementación del Decreto Supremo 4404.

Revilla explicó que aplicar la normativa nacional resulta muy complicado, pues será difícil realizar controles en discotecas y bares donde la ciudadanía no respetará el uso del barbijo, dado que en este tipo de lugares se consumen bebidas alcohólicas.

A su vez el gobernador de La Paz, Félix Patzi, expresó su preocupación ante el Decreto Supremo que emitió el Gobierno nacional que levanta las restricciones para actividades culturales, deportivas, sociales y de entretenimientoLa autoridad regional consideró que “suspender todas las restricciones nos asusta, (porque) no es sencillo abrir todas las actividades si no hay responsabilidad y coordinación mutua con el Gobierno central”.

Patzi solicitó una reunión urgente con las autoridades del Ministerio de Salud para analizar los alcances de la medida y plantear la forma de reforzar los controles para evitar un rebrote del coronavirus.

Ante todas estas manifestaciones el ministro Pozo salió hoy a decir que el decreto es un medio de coordinación con las instituciones de salud nacionales y regionales, con lo que

se entiende que cada municipio y departamento tienen la tarea de ir abriendo actividades, apuntando  a la reactivación económica

.


Comentarios