Escucha esta nota aquí

El laboratorio estadounidense Moderna anunció ayer que inició los ensayos clínicos de una dosis de refuerzo de la vacuna diseñada específicamente contra la variante ómicron.

En los ensayos participan 600 adultos. La mitad de ellos ya recibieron dos dosis de la vacuna de Moderna hace al menos seis meses y la otra mitad recibió esas dos dosis iniciales, más el refuerzo que ya está autorizado.

Por lo tanto, el refuerzo específico contra ómicron se evaluará como una tercera y una cuarta dosis.

La compañía también reportó resultados en su eficacia: seis meses después de la inyección de refuerzo, los niveles de anticuerpos neutralizantes contra ómicron se habían reducido en seis veces desde el pico observado 29 días después de la inoculación, pero permanece detectable en todos los participantes.

Esta información se obtuvo al observar la sangre de 20 personas que recibieron un refuerzo de 50 microgramos, la mitad de la cantidad de las primeras dos inyecciones.

“Estamos tranquilos por la persistencia de los anticuerpos contra ómicron a los seis meses después del refuerzo actualmente autorizado”, indicó en un comunicado el jefe ejecutivo de Moderna, Stephane Bancel.

Otros ensayos

El comunicado de Moderna surge un día después de que sus rivales Pfizer y BioNTech dijeran que habían comenzado a inscribirse en un ensayo clínico para una vacuna específica contra ómicron.

Ambas vacunas se basan en la tecnología RNA mensajero, que las hace fácil de actualizar.

Comentarios