Escucha esta nota aquí

Perú enfrenta un rebrote de la pandemia de coronavirus, con un incremento de contagios y muertes, un mes después de que comenzara un desconfinamiento gradual para reactivar la economía semiparalizada, advirtió este lunes el Gobierno. 

“En los últimos días hemos visto un incremento significativo, un pequeño rebrote, en el número de contagiados y de muertes", declaró el presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, al comparecer por primera vez ante el Congreso para pedir un voto de confianza para el nuevo gabinete, que asumió el 15 de junio.

Cateriano exhortó a los 33 millones de peruanos a respetar las medidas básicas de bioseguridad, en momentos que Perú bordea los 430.000 contagios y se acerca a los 20.000 fallecidos por la pandemia.

Desde que el Gobierno habilitó el desconfinamiento el 1 de julio en 17 de las 25 regiones y luego autorizó el transporte nacional aéreo y terrestre, los contagios casi se duplicaron, pasando de 3.300 diarios a 6.300, según cifras oficiales.

Los decesos también registraron un alza, subiendo en promedio de 182 por día a comienzos de julio a 198 en la última semana, según cifras oficiales.

La pandemia ha saturado los hospitales peruanos y mató a 105 médicos. Este lunes, se realizó un homenaje en su nombre en Iquitos, la mayor ciudad de la Amazonia peruana.

"Tenemos que evitar un rebrote (mayor) para no afectar (la reactivación del) el turismo (...). No podemos pretender actuar como si no hubiera epidemia", dijo Cateriano en su exposición. 

El plan para el último año de Gobierno del presidente Martín Vizcarra prevé una inyección de recursos por unos 2.300 millones de dólares para mitigar los impactos negativos del Covid-19. 

"Esta inyección de recursos equivalente a más de un punto del PIB permitirá sostener el consumo de las familias mientras se recupere el empleo y moderar el impacto de la crisis sobre la pobreza", aseguró Cateriano. 

No todos los parlamentarios estaban presentes en la audiencia de Cateriano; algunos participaron de forma virtual debido a la pandemia.

El Congreso debe resolver si da su voto de confianza tres días después de que el Gobierno extendiera el estado de emergencia sanitaria hasta el 31 de agosto, y volviera a poner en cuarentena a algunas de las provincias más afectadas por el coronavirus, que habían sido desconfinadas hace un mes.

Teletrabajo, hasta julio 2021 

En el plano laboral, el jefe de gabinete anunció la prolongación por 12 meses del trabajo remoto que regirá hasta julio del próximo año, como parte de una 'nueva normalidad'.

“Se extenderá el trabajo remoto hasta el 31 de julio de 2021", indicó Cateriano, atribuyendo la decisión a la urgencia de evitar contagios en los ámbitos laborales. 

Según las autoridades, hay más de 220.000 trabajadores remotos desde que esa medida empezó a regir en marzo cuando la pandemia alcanzó al país. 

La extensión del teletrabajo va acompañada de un plan de creación de empleos formales, en el último año de gestión del presidente Vizcarra. 

Según cifras oficiales, el confinamiento por el coronavirus dejó entre marzo y julio unos 2,7 millones de desempleados.