Escucha esta nota aquí

Perú superó este sábado los 800.000 casos confirmados de coronavirus, aunque los nuevos contagios y decesos vienen disminuyendo paulatinamente desde hace un mes, informó el Ministerio de Salud.

El total de contagios se elevó a 800.142 personas, con 5.558 nuevos casos confirmados en las últimas 24 horas, mientras que los muertos aumentaron a 32.142, con 105 nuevos decesos, según el balance diario del ministerio.

En tanto, los pacientes recuperados aumentaron a 657.836 (+6.888) y los enfermos hospitalizados con coronavirus disminuyeron a 8.282 personas, un 42% menos que el récord alcanzado el 17 de agosto (14.181).

Los contagios y decesos han bajado paulatinamente en Perú desde la última semana de agosto, lo que llevó al gobierno a relajar el toque de queda nocturno y dominical decretado para contener la pandemia.

Además, el presidente Martín Vizcarra anunció el viernes que Perú reabrirá sus fronteras y reanudará los vuelos internacionales el 5 de octubre con un grupo limitado de países, tras casi siete meses de cierre.

Vizcarra redujo el viernes la cantidad de provincias que siguen en confinamiento obligatorio. En la mayor parte del país la cuarentena fue levantada el 30 de junio, pero las clases están suspendidas por el resto del año.

A mediados de agosto, en el peor momento de la pandemia en el país andino, los nuevos contagios diarios ascendían a 8.340 en promedio y los decesos a 222, según las cifras oficiales. Esta semana, los nuevos casos promedian los 5.208 al día y los muertos 98. 

Esta es la primera semana con menos de 100 muertos diarios en promedio desde la segunda semana de mayo, de acuerdo a las cifras oficiales. 

Perú, con 33 millones de habitantes, es tercero en América Latina en decesos por la pandemia después de Brasil y México. También es tercero en contagios detrás del gigante sudamericano y Colombia.

Pero proporcionalmente a su población, es el país más enlutado del mundo con 100,15 muertes por cada 100.000 habitantes, según un ranking que publica la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, centro de referencia.

El desconfinamiento gradual partió el 1 de julio para reactivar la economía, que entró en recesión al desplomarse 30,2% en el segundo trimestre.