Escucha esta nota aquí

Con las etiquetas #RenunciaZevallos y #RenunciaMinistroZevallos, los ecuatorianos piden en redes sociales la renuncia del ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, a quien acusan de manejar a su antojo el plan de vacunación contra el coronavirus en el país.

La petición se da luego que el pasado fin de semana una brigada del Hospital Pablo Arturo Suárez, institución pública que fue destinada a la atención de pacientes con Covid-19 desde el año pasado, asistiera al privado Centro Geriátrico del Hospital de los Valles, uno de los centros de salud y residencia para ancianos más exclusivos del país, para inocular con dosis de las vacunas contra el Covid-19.

El Defensor del Pueblo de Ecuador, en un oficio dirigido al presidente Lenín Moreno, indica que la entidad ha recibido una serie de denuncias sobre la irregularidad y falta de transparencia en los procesos de asignación y distribución de las primeras 8.000 dosis de vacunas contra el covid-19, que "no han respetado el protocolo de priorización que exige el país en estos momentos de incremento del contagio y de muertes debido a esta pandemia". 

 En el mismo oficio se escribe que la Institución Nacional de Derechos Humanos solicita al presidente Lenín Moreno que se proceda a la "destitución" de Juan Carlos Zevallos y "en su lugar se designe a una persona con experiencia y capacidad técnica, que garantice a la ciudadanía la conducción efectiva de un área tan sensible"

El plan de vacunación contra el coronavirus en Ecuador, que la cartera de Salud denominó como "Fase 0" o "Plan Piloto", arrancó el jueves 21 de enero, y desde el Ministerio de Salud detallaron que se inocularía a personal de primera línea de atención médica, adultos mayores de centros geriátricos y sus cuidadores.

La cartera de Salud informó entonces que estas unidades forman parte de unas 86.000 que serían entregadas hasta finales de febrero, para vacunar a 43.000 personas (cada una requiere dos dosis).

Comentarios