Escucha esta nota aquí

“La vida está primero ante cualquier cosa”, así se expresó el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, que desde su aislamiento lucha contra el Covid-19 desde el viernes pasado. “No sé cómo me contagié, pero gracias a Dios estoy estable”, aseguró vía telefónica a EL DEBER.

Anzoátegui aseguró que las restricciones deben ser rígidas si se quiere frenar la propagación del virus en esta segunda ola. Adelantó que si no se toma acciones la cifra de casos activos llegará a 16.000 (actualmente es de 9.966) hasta fines de enero, lo que significa que probablemente se contagien 4.800 personas más en este departamento en los próximos 12 días, según el profesional.

Lamentó que, tras la reunión (ayer) entre los tres niveles del Estado en Santa Cruz, no se hubiera adoptado la cuarentena rígida. “No ir a una cuarentena estricta es una medida política y no de la salud. No es nomas decir aguanten. No piensan en el bien mayor que es la vida de la gente”, indicó.

Anzoátegui precisó que en lo que va de la pandemia (10 de marzo de 2020) son 241 médicos que han fallecido en el país a causa del Covid-19 y que desde el 26 de diciembre hasta la fecha ya se perdió la vida de 39 profesionales en salud.

Agregó que las 6.000 dosis de vacunas anunciadas por el Gobierno “no alcanzarán para nada y que tampoco será la solución”. Solo en el departamento de Santa Cruz existen 20.000 trabajadores en salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomiendan a los países que adquieran vacuna contra el virus,  que deben inmunizar al 30% de la población que está más expuesta. Se menciona a trabajadores en salud, adultos mayores, personas con enfermedades de base, policías, militares, gendarmes y periodistas, entre otros que están en primera línea.

Elecciones subnacionales

Sobre las elecciones subnacionales marcadas para el próximo 7 de marzo, Anzoátegui tampoco está de acuerdo con la fecha, ya que considera que será foco de infección. Indicó que lamenta ver cómo en plena campaña la población no cumple con las medidas de bioseguridad.

Comentarios