Escucha esta nota aquí

Un profesor no vacunado de una escuela primaria de California contagió el coronavirus a al menos otras 26 personas, incluidos 12 alumnos de su clase, según un nuevo estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicado el pasado viernes (27.08.2021).

La agencia de salud dijo que el caso pone de relieve la importancia de vacunar al personal de la escuela para proteger a los niños pequeños que aún no son elegibles para las vacunas, ya que las escuelas vuelven a abrir en medio de un nuevo aumento en todo el país impulsado por la variante más contagiosa delta.

Los CDC dijeron que el incidente tuvo lugar en el condado de Marin, un suburbio de San Francisco.

Profesor no se sometió a la prueba de Covid-19

El profesor (de nombre reservado), que declaró haber asistido a actos sociales entre el 13 y el 16 de mayo, empezó a presentar síntomas el 19 de mayo, pero no se sometió a la prueba de covid-19 hasta el 21 de mayo, creyendo inicialmente que los síntomas se debían a alergias.

"En ocasiones, durante este tiempo, el profesor leyó en voz alta y sin máscara a la clase, a pesar de los requisitos de la escuela de enmascararse mientras estaba en el interior", dice el estudio.

En los días siguientes, entre los 24 alumnos del profesor, todos ellos no aptos para la vacunación por ser menores de 12 años, se hicieron pruebas a 22 de ellos y 12 resultaron positivos.

Ocho de cada 10 alumnos de las dos primeras filas dieron positivo, lo que supone una tasa de ataque del 80 %, así como cuatro de cada 14 de las tres filas posteriores.

La escuela exigía a los estudiantes que se enmascararan, los pupitres de cada uno de ellos estaban separados dos metros del siguiente, las ventanas estaban abiertas a ambos lados del aula y se colocó un filtro de partículas de aire de alta eficiencia (HEPA) delante de la pizarra blanca de la clase.

Secuenciación genética confirma que infecciones son del mismo brote

Seis alumnos de otro curso también dieron positivo. No está claro cómo se propagó el virus entre las dos clases, y los investigadores suponen que se produjo una interacción en la escuela.

Sin embargo, la secuenciación genética de las muestras disponibles confirmó que todas formaban parte del mismo brote, e identificó la variante Delta como responsable.

Se identificaron ocho casos adicionales entre los padres y hermanos de los niños de los dos cursos. De los cuatro padres infectados, tres estaban totalmente vacunados.

Veintidós de las 27 personas infectadas en total (el 81 %) notificaron síntomas; los más frecuentes fueron fiebre, seguida de tos, dolor de cabeza y dolor de garganta. Ninguna persona implicada en el brote fue hospitalizada.

Los CDC dijeron que el brote probablemente se subestimó porque todas las pruebas eran voluntarias.

"La tasa de ataque del brote pone de manifiesto la mayor transmisibilidad de la variante delta y su potencial de rápida propagación, especialmente en poblaciones no vacunadas, como los escolares demasiado jóvenes para la vacunación", dijeron los autores del informe.

Además de vacunar al personal escolar, subrayaron la necesidad de aplicar estrategias de mitigación múltiples, como el uso de mascarillas, el distanciamiento y la ventilación, y la permanencia en casa cuando se está enfermo.

Otro caso con mejores prácticas: "Sabemos lo que funciona

Un segundo estudio de los CDC, también publicado el viernes, fue puesto por la directora de la agencia, Rochelle Walensky, como ejemplo de lo que ocurre cuando se siguen las mejores prácticas.

En él se mostraba que, durante el pico de la pandemia de invierno, las tasas de casos entre los niños y adolescentes de las escuelas del condado de Los Ángeles eran casi 3,5 veces inferiores a las de la comunidad circundante.

"Sabemos lo que funciona. Ahora unámonos para seguir estos pasos y garantizar fundamentalmente que nuestros niños y nuestro futuro estén seguros", dijo Walensky en una rueda de prensa.

Comentarios