Escucha esta nota aquí

En estos días, el estrés y la ansiedad se pueden colar, de manera silenciosa, en la mente y el cuerpo de las personas y afectar también su salud. Muchas veces, los individuos llegan a somatizar una enfermedad física, mostrando o aparentando síntomas que en realidad son causados por la mente, explica el sicólogo Daniel Limpias Cossío.

El profesional indica que tomarse un tiempo para aprender a detectarlas evitará que estas afecciones mentales se agraven y terminen afectando las actividades diarias de una persona. Especialmente, en este tiempo en que la humanidad entera está bombardeada de información y puede palpar hechos relacionados con el coronavirus, a pocos pasos de sus casas.

Limpias describe algunos los síntomas de la ansiedad y sus efectos físicos y comparte algunos tips para afrontarlos.

Definiciones de estrés y ansiedad

La revista especializada Medline Plus define al estrés como "un sentimiento de tensión física o emocional que puede provenir de cualquier situación o pensamiento".

También explica que el estrés es la reacción del cuerpo a un desafío o demanda. Agrega que en pequeños episodios, el estrés puede ser positivo, como cuando ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite. Sin embargo, cuando dura mucho tiempo, puede dañar la salud.

Para la revista especializada Mayo Clinic, sentir ansiedad, de modo ocasional, es una parte normal de la vida. Sin embargo, las personas con trastornos de ansiedad con frecuencia tienen preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes sobre situaciones diarias. Con frecuencia, en los trastornos de ansiedad se dan episodios repentinos de miedo que alcanzan un máximo en cuestión de minutos (ataques de pánico).

Cómo detectar la ansiedad

Para Limpias, la ansiedad es una sensación que viven todos los seres humanos, pero se dispara a niveles límites ante situaciones de incertidumbre o miedo. "Muchas personas la viven, pero no se dan cuenta, debido a que en condiciones normales tenemos el trabajo, la familia, los problemas en casa, de pareja, personales e incluso los problemas de tráfico", detalla el profesional.

Añade que las personas se generan estados de ansiedad, sin darse cuenta, y es entonces cuando deben aprender a autoexaminarse. El nerviosismo exaltado es uno de los primeros síntomas y va acompañado por la dificultad para respirar y una opresión en el pecho. Si esta situación se deja continuar puede acarrear un ataque de pánico, con sudor, temblores y aumento del ritmo cardiaco.

"Uno de los peligros de la ansiedad es que es altamente contagiosa y si no controlamos la nuestra, podemos ser parte de un proceso de histeria colectiva, que puede afectar a quienes nos rodean y desencadenar una situación catastrófica para la sociedad", expresa el profesional.

Entonces, reconocer estos síntomas y darles la importancia adecuada, en el momento que empiezan a aparecer, hará que cada persona esté en control de lo que pueda suceder y esté prevenida ante las dificultades que vienen a futuro.

Tips para calmar la ansiedad

El sicólogo recomienda tomarse el tiempo para analizar lo que está pasando, haciendo un recuento de los hechos positivos y los negativos que se están viviendo y otorgándole más atención a los positivos.

Otro tip es desconectarse por momentos de las redes y las noticias.  En este punto, también sugiere horarios para ver o recibir noticias y no permanecer conectados permanentemente.

También aconseja alejarse de las personas y lugares ansiosos, algo que será más sencillo por el aislamiento que se vive en muchos países y el distanciamiento social obligado.

También es útil es someter al pensamiento al ejercicio de diferenciar entre lo real y lo irreal. Para realizar este ejercicio se debe poner la mente en blanco e ir colocando la información en orden. Así se ordena el pensamiento real e el imaginario.

Comentarios