Escucha esta nota aquí

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció este miércoles una extensión de la prohibición a la circulación nocturna, una restricción del horario comercial y el cierre de las escuelas en el área metropolitana de Buenos Aires, en un endurecimiento de las medidas para frenar los contagios de covid-19.

A partir del viernes, el toque de queda regirá entre las 20:00 y las 6:00 locales, el horario comercial se limitará a diez horas entre las 9:00 y las 19:00, y los estudiantes capitalinos volverán a la modalidad virtual de clases por un periodo de dos semanas, anunció Fernández en un momento en que las infecciones están disparadas, con casi cinco veces más casos diarios nuevos con respecto a hace un mes.

Comentarios